MasterChef Celebrity: el divertido intercambio entre Alex Caniggia y Germán Martitegui

Finalmente se emitió el primer programa de MasterChef Celebrity 2 (Telefe) y sus fanáticos pudieron disfrutar de una nueva edición del reconocido reality gastronómico, en el que Alex Caniggia protagonizó uno de los momentos más divertidos de la noche.Sucedió cuando le tocó presentar los fingers food ante el jurado integrado por Damián Betular, Donato De…

masterchef-celebrity:-el-divertido-intercambio-entre-alex-caniggia-y-german-martitegui

Finalmente se emitió el primer programa de MasterChef Celebrity 2 (Telefe) y sus fanáticos pudieron disfrutar de una nueva edición del reconocido reality gastronómico, en el que Alex Caniggia protagonizó uno de los momentos más divertidos de la noche.

Sucedió cuando le tocó presentar los fingers food ante el jurado integrado por Damián Betular, Donato De Santis y Germán Martitegui.

Alex Caniggia y el jurado de MasterChef Celebrity 2 – Fuente: Telefe

Cuando le preguntaron cómo creía que se había desempeñado, sin titubear el mediático respondió: “Para mí la rompí, mirá eso, es un lujo”. Incluso, añadió: “¿Viste cuando el perro se parece al dueño? Bueno, el plato se parece al dueño: cheto, facha y prolijo. Por ahí cuando lo comés es una c…, pero la facha es lo primordial”.

Para animar al jurado Germán Martitegui a degustar su comida, Alex lo alentó: “Probá el del medio, metele como un campeón, Germán. Está fuerte eso, pero yo creo que va”. Además, con una sonrisa, le consultó: “¿Está delicioso? ¿Está bueno?”.

Alex Caniggia en MasterChef Celebrity – Segunda temporadaADRIAN DIAZ BERNINI

Alex se dispuso a explicar los ingredientes de su preparación. Acto seguido, Damián Betular probó otra de sus preparaciones y Donato De Santis una tercera. Mientras Alex iba preguntándoles a cada uno si estaba “bueno o asqueroso”.

Luego, Martitegui le dio la devolución: “Una sorpresa. Pensé que cocinabas peor que esto. Es muy simple, pero cierra. Capaz te faltó una hierba, un poco de sal. Le faltó un poquito. Para la próxima, más chiquito y un poco más de sabor”.

LA NACION