Facundo Campazzo en Denver Nuggets: ni siquiera con lesionados y expulsados hubo más lugar para el argentino

26 de enero de 2021  • 01:10 Ahora sí parece haber encontrado su rumbo Denver Nuggets en la NBA, que por primera vez en la temporada enlazó cuatro victorias consecutivas y ya se ubica entre los cinco mejores equipos de la Conferencia Oeste. Esta noche le ganó a Dallas Mavericks por 117-113, con una correcta…

Facundo Campazzo en Denver Nuggets: ni siquiera con lesionados y expulsados hubo más lugar para el argentino

26 de enero de 2021  • 01:10

Ahora sí parece haber encontrado su rumbo Denver Nuggets en la NBA, que por primera vez en la temporada enlazó cuatro victorias consecutivas y ya se ubica entre los cinco mejores equipos de la Conferencia Oeste. Esta noche le ganó a Dallas Mavericks por 117-113, con una correcta actuación del argentino Facundo Campazzo.

La curiosidad, esta vez es que, pese a que los Nuggets sufrieron una baja por lesión y otra por expulsión, el argentino no consiguió jugar más minutos de los acostumbrados.

La palabra “guard” (guardias), en la NBA se utiliza para describir a los jugadores perimetrales. Más específicamente luego pueden distinguir entre point guard (el base) y shooting guard (escolta/tirador). En Denver, como en cualquier equipo, hay jugadores más capacitados para una función que para la otra. Sin embargo, su entrenador, Mike Malone, ha decidido que todos se engloban en el mismo rol. Es una costumbre muy moderna, que quita referencias a las defensas rivales y permite una dinámica distinta en el juego de ataque. En los Nuggets, incluso los aleros (Will Burton o Michael Porter Jr.) pueden comenzar una ofensiva desde la conducción. Y, por supuesto, hasta su pivote, Nikola Jokic, incluso más dotado que algunos de sus compañeros bases para hacer el trabajo.

Ante Dallas, dos de esos “guardias” quedaron fuera de juego en el partido. PJ Dozier se fue lesionado en el primer tiempo, con una molestia muscular en la pierna derecha, y Jamal Murray se fue expulsado en el tercer cuarto por una falta considerada flagrante de grado II, por una supuesta agresión a Tim Hardaway que despertó muchas polémicas.

Pero ni siquiera de esa manera Facundo Campazzo encontró una oportunidad para ganarse un tiempo extra. El DT utilizó a otros jugadores para cubrir esos minutos y con él respetó la rotación habitual, que esta vez le dio 12m47s.


Claro que no todos los partidos son iguales y tal vez esa tendencia cambie con el tiempo. Por poner un ejemplo, hace 18 días, en el primer juego de los Nuggets ante Dallas, la declaración que dio Mike Malone para explicar la ausencia de Campazzo fue: “Ellos jugaron grande, nosotros jugamos grande”. Se refería a que se vio obligado a jugar con una formación con menos perimetrales. Aquella vez jugaron Willie Cauley-Stein (2,13m) y Boban Marjanovic (2,24) en Dallas.

En esta oportunidad, además, se sumó Kristaps Porzingis (2,21m), que en el primer juego estuvo ausente por lesión. Eso, más allá de la habitual formación “extra large” de los Mavericks. Aunque también se puede decir que el letón suele jugar de frente al aro y no posteado, por lo que no obliga a utilizar más hombres capacitados para la defensa en la zona pintada. Los que estuvieron ausentes esta vez fueron Maxi Kleber (2,11) y Dwight Powell (2,08).

En cualquier caso, la talla de Dallas no fue diferente de la última vez, pero ahora Campazzo entró en la rotación habitual. En el juego anterior, Dallas se impuso por 124 a 117 en tiempo suplementario. Por un lado, el entrenador puede haber cambiado la idea de espejarse con su rival para buscar su propio control del juego. Tampoco hay que descartar que el mayor rodaje del argentino hace que se integre más naturalmente, más allá de esos detalles estratégicos que un coach puede decidir para cada encuentro.


Ataca Luka Doncic: el esloveno jugó un partido fantástico para Dallas Fuente: AFP

En sus poco más de 12 minutos Campazzo tuvo un desempeño correcto, con dos asistencias, dos rebotes y dos recuperos; no sumó puntos y falló su único intento de tres. En su entendimiento con los compañeros, parece haber encontrado una buena conexión con JaMychal Green, a quien suele asistir con acciones de pick and pop (la variante del pick and roll en la que el jugador grande, en vez de penetrar hacia el aro, sale al perímetro para tomar el tiro exterior).

Pudo darse el gusto, al menos de competir un buen rato con su excompañero de Real Madrid, Luka Doncic, que fue la figura estelar de la noche, con 35 puntos, 11 rebotes y 16 asistencias.

El mejor en Denver, no fue Jokic esta vez (aunque aportó 20 puntos y 10 rebotes), sino Michael Porter Jr., que sumó 30 (seis triples) y 8 rebotes.

Conforme a los criterios de

Más información

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.