El Gobierno de Salta confirmó que el helicóptero de Brito se enganchó en el cable de una tirolesa

El ministro de Seguridad provincial, Juan Manuel Pulleiro, aseguró que la aeronave perdió su rotor, lo que ocasionó su caída. El ministro de Seguridad de Salta, Juan Manuel Pulleiro, confirmó este sábado que el helicóptero en el que viajaba el empresario Jorge Brito se enganchó en unos cables, aunque advirtió que hay que esperar al resultado de los…

El Gobierno de Salta confirmó que el helicóptero de Brito se enganchó en el cable de una tirolesa

El ministro de Seguridad provincial, Juan Manuel Pulleiro, aseguró que la aeronave perdió su rotor, lo que ocasionó su caída.

El ministro de Seguridad de Salta, Juan Manuel Pulleiro, confirmó este sábado que el helicóptero en el que viajaba el empresario Jorge Brito se enganchó en unos cables, aunque advirtió que hay que esperar al resultado de los peritajes.

“Podemos confirmar que el helicóptero se enganchó en unos cables, es una zona ideal para el turismo aventura, rafting y tirolesas. Igual se tiene que verificar con los peritajes”, aseguró hoy Pulleiro en declaraciones a FM Milenium.

“Entendemos que el helicóptero hizo un descenso rápido y fue ahí donde se vio sorprendido con el cable de la tirolesa, que golpeó la cola, produjo la pérdida del rotor y la caída de la aeronave”, precisó el funcionario salteño.

“Volaban a baja altura y los dos tripulantes conocían el lugar. Frecuentemente hacían ese viaje desde el aeropuerto de Salta hacia el campo de Brito”, agregó Pulleiro.

Ayer, testigos del hecho indicaron a medios salteños que cables sin señalizar de una tirolesa habrían sido la causa del siniestro que causó la muerte del empresario y del piloto Santiago Ricardo Beaudean. Personas que se encontraban haciendo rafting en el lugar habrían visto cómo la aeronave “se enredó” en esos cables.

En esas circuntancias, el helicóptero Eurocopter AS350 Ecureuil matrícula LV-FQN color gris, cayó en la zona de Rafting Salta Río Juramento, en la localidad de Coronel Moldes, causando la muerte de sus dos tripulantes.

Brito, de 68 años, había ingresado a la actividad bancaria privada entre 1975 y 1976, cuando fundó la compañía financiera Hamburgo, luego Anglia, con su cuñado Delfín Jorge Ezequiel Carballo. La inversión inicial en esa empresa fue de US$ 10.000, pero para 1978 los socios habían ganado US$ 1 millón, según los autores Pablo Fernández Blanco y Esteban Rafele en su libro, “Los patrones de la Argentina”.

Para 2017 Brito era el séptimo hombre más rico de la Argentina, un dato que se desprendión del ranking global de multimillonarios publicado ese año por la revista Forbes. El banquero aparecía en el puesto 1.567 a nivel mundial, pero dos años más tarde se había desplazado al puesto 21 con una fortuna de US$ 690 millones.

En 2018 fecha Brito poseía un sexto del paquete accionario de Banco Macro. También mantenía negocios inmobiliarios a través de la firma Vizora (que tiene en su portfolio propiedades en Puerto Madero como Link Towers, el Madero Walk, el Madero Walk Eventos y el Zen City), además de negocios agropecuarios con Inversora Juramento, Frigorífico Bermejo y Cabaña Juramento, y del sector energético con Genneia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *