CAUSA ESPIONAJE: Amplían el procesamiento del Fiscal Stornelli y ordenan retenerle el pasaporte

El juez Alejo Ramos Padilla le fijó además una caución de 10 millones de pesos y dejó la causa lista para su elevación a juicio oral y público. El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla amplió este miércoles el procesamiento del fiscal Carlos Stornelli en la causa que investiga maniobras de espionaje ilegal. En la resolución que consta…

CAUSA ESPIONAJE: Amplían el procesamiento del Fiscal Stornelli y ordenan retenerle el pasaporte

El juez Alejo Ramos Padilla le fijó además una caución de 10 millones de pesos y dejó la causa lista para su elevación a juicio oral y público.

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla amplió este miércoles el procesamiento del fiscal Carlos Stornelli en la causa que investiga maniobras de espionaje ilegal. En la resolución que consta de 1125 páginas, el magistrado ordenó además la retención del pasaporte del fiscal vinculado al detenido falso abogado Marcelo D’Alessio y le fijó una caución real de 10 millones de pesos que deberá cumplimentar en los próximos tres días.

Stornelli está procesado por presunta “extorsión en grado de tentativa” cometido en el marco de una “asociación ilícita paraestatal dedicada al espionaje ilegal” en la causa en que se investiga la extorsión a Pablo Barreiro. ex secretario de Cristina Kirchner, quien denunció que lo apretaron para que declarara en la causa de los cuadernos que llevaba adelante Stornelli junto al entonces juez Claudio Bonadio.

Ramos Padilla amplió además los procesamientos contra D’Alessio, el periodista Daniel Santoro, Rolando Barreiro, el suspendido fiscal Juan Ignacio Bidone y Pablo Pinamonti, el ex agente de inteligencia que respondía a Gustavo Arribas y Silvia Majdalani quienes condujeron la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante la gestión de Mauricio Macri.

En cuanto al periodista del Grupo Clarín, se le amplió el procesamiento como supuesto miembro de asociación ilícita y “realización de acciones de inteligencia prohibidas”, según el fallo.

Ramos Padilla dio además por cerrada la instrucción y dejó la causa lista para su elevación a juicio oral y público.

La resolución de Ramos Padilla explica que el objeto de la investigación “excede la intervención de uno o dos fiscales, un periodista, un falso abogado o dos directivos y un ex agente de la AFI. En concreto, aquí se encuentra involucrada la actividad de una organización paraestatal con fuertes vínculos con los tres poderes del Estado e incidencia en las instituciones democráticas mediante mecanismos de espionaje ilegal y pseudo mafiosos”, consignó el juez.

El magistrado concluyó que “la cantidad y el alcance de los planes delictivos que llevó adelante esta asociación ilícita paraestatal, sus vínculos con la Agencia Federal de Inteligencia, miembros del Poder Judicial y/o del Ministerio Público Fiscal de la Nación y provinciales, con miembros de las fuerzas de seguridad e incluso con los medios de prensa, las características del armamento hallado, la acción de la organización en varias jurisdicciones del país y en el exterior, la posible participación o vinculación con agentes o ex agentes de alto rango de las fuerzas de seguridad, el consecuente apoyo, ayuda o dirección de funcionarios públicos al accionar ilícito de la organización investigada, entre otras circunstancias que se constataron en el desarrollo de los planes ilícitos descriptos, permite concluir que el accionar de esta organización puso en riesgo principios básicos e instituciones de orden constitucional de nuestro sistema democrático”.

Por otra parte, el juez consignó que la AFI a cargo de Arribas durante el macrismo “se ocupó de dar cobertura en las diversas ocasiones en las que la actuación de la organización se vio comprometida o en emergencia por algún requerimiento o investigación judicial”. Y citó como ejemplos el caso del empresario Gabriel Traficante, la causa del Triple Crimen y la misma investigación del D’Alessio Gate.

Para el juez está probado que se ingresó a bases de datos reservadas “obteniendo información sobre numerosas personas en base a lo cual se confeccionaron informes de inteligencia, se realizaron chantajes, extorsiones, tráfico de influencias y se logró insertar información en expedientes judiciales y en la prensa para llevar adelante complejas operaciones de espionaje ilegal”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *