Impuestos. Por la recesión, la recaudación bonaerense cayó 11,6% en términos reales

Cristian Girard, titular de ARBA: la vuelta de la actividad en la provincia por fuera del Gran Buenos Aires contribuyó a una menor caída de la recaudación Fuente: Archivo 11 de agosto de 2020  • 20:11 La recaudación impositiva de la provincia de Buenos Aires sumó en julio $37.355 millones, monto que representa un crecimiento…

Impuestos. Por la recesión, la recaudación bonaerense cayó 11,6% en términos reales

Cristian Girard, titular de ARBA: la vuelta de la actividad en la provincia por fuera del Gran Buenos Aires contribuyó a una menor caída de la recaudación Fuente: Archivo
11 de agosto de 2020  • 20:11

La recaudación impositiva de la provincia de Buenos Aires sumó en julio $37.355 millones, monto que representa un crecimiento nominal del 24,9% respecto del mismo mes de 2019, pero refleja una nueva caída en términos reales, del 11,6%, teniendo en cuenta la evolución de la inflación en ese período, según informó la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA).

El organismo precisó que el impuesto provincial de mayor recaudación, Ingresos Brutos, totalizó $28.423 millones, con un incremento del 34,6% respecto de julio del año pasado. La merma en valores reales registrada por este tributo fue del 4,7%, lo que evidencia una mejora en relación con los meses anteriores, producto de un mayor nivel de actividad económica con la flexibilización de la cuarentena.

El titular de ARBA, Cristian Girard, precisó que, dado que Ingresos Brutos es un impuesto atado a las ventas, “en la medida en que vuelven a realizarse transacciones la recaudación comienza a mostrar señales de recuperación“. Destacó que el esquema de fases implementado por el gobierno de Axel Kicillof “posibilitó que la actividad económica y productiva fuese teniendo niveles casi normales en buena parte de la provincia, más allá de lo que sucedía en el Gran Buenos Aires. Eso permitió garantizar el abastecimiento y, a la vez, contribuyó a morigerar la caída de los ingresos tributarios”, indicó.

Durante julio, el impuesto de sellos recaudó $2695 millones, cifra que implica una suba nominal del 13,3% interanual, muy por debajo de la evolución de la inflación. Según el análisis del organismo recaudador, esa variación refleja, por un lado, una recuperación en la compraventa de automotores y, a la vez, la parálisis del mercado inmobiliario.

Por el impuesto a los automotores y embarcaciones deportivas (patentes) ingresaron $4727 millones, que implican un incremento de 18,7% (también mucho menos que el aumento de los precios). Por otra parte, por el impuesto inmobiliario en todas sus variables se recaudaron $931 millones, con una disminución de 21,4% respecto de julio de 2019.

Las variaciones en los impuestos de patentes y el inmobiliario se explican principalmente por la modificación que tuvo el calendario de vencimientos 2020, debido a la extensión en los plazos de pago que aplicó la provincia para permitir que los contribuyentes pudieran acceder a los descuentos por pagar en término.

Además, producto de la cuarentena, se mantiene una caída en la cobrabilidad de las últimas cuotas de los impuestos patrimoniales si se las compara con 2019. Esa disminución es más notoria en el Inmobiliario Urbano y en Embarcaciones Deportivas, y menos significativa en Automotores y el Inmobiliario Rural, según detalló ARBA.

En el período enero-julio de este año por Ingresos Brutos la provincia recaudó $179.598 millones, lo que significa un aumento de 31,6%, mientras que Sellos aportó $17.583 millones, con una suba de 9,1%.

En tanto, el Inmobiliario sumó $24.960 millones (+31,9%), Automotores y Embarcaciones Deportivas recaudaron $21.549 millones (+0,6%), los planes de regularización aportaron $5277 millones y otros ingresos tributarios $200 millones.

La recaudación total acumuló $249.166 millones, con una suba interanual del 24%.

La AFIP habilitó créditos para salarios

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) habilitó la posibilidad para que las empresas accedan a los créditos a tasa subsidiada para el pago de salarios de julio. El organismo notificará a los empleadores beneficiados, que podrán iniciar el trámite para acceder al financiamiento. La solicitud se inicia a través del sitio web de la AFIP y se gestionan ante la entidad bancaria seleccionada. Las empresas tienen tiempo hasta el martes 18 de agosto, inclusive, y el dinero se acreditará “directamente en las CBU de cada una de las trabajadoras y trabajadores” de la empresa beneficiada, aclaró la AFIP en un comunicado.

La tasa de interés de los créditos será fija “y su nivel dependerá de la magnitud en la variación nominal de la facturación de cada empresa entre los meses de junio de 2020 y 2019”. Según detalló el organismo tributario, el costo del financiamiento irá de 0% a 15% nominal anual, según haya sido la variación de la facturación de la empresa solicitante (de 0% a 30% interanual).

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *