Los Telares: Vecinos rechazan construcción de un penal y les impiden manifestarse

Tras el anuncio del llamado a licitación para construir, con una inversión de más de $1.100 millones, un penal de varones en la cabecera del departamento Salavina, la comunidad se volcó a las redes sociales para expresar su disconformidad con el proyecto e intentó organizar una movilización pacífica que, según denunciaron los vecinos, las autoridades…

Los Telares: Vecinos rechazan construcción de un penal y les impiden manifestarse

Tras el anuncio del llamado a licitación para construir, con una inversión de más de $1.100 millones, un penal de varones en la cabecera del departamento Salavina, la comunidad se volcó a las redes sociales para expresar su disconformidad con el proyecto e intentó organizar una movilización pacífica que, según denunciaron los vecinos, las autoridades bloquean recurriendo a la fuerza policial. “Es inútil que gasten energía pidiendo que paren nuestra obra, no hay nada que puedan hacer” expresó la mujer del intendente.

Nota relacionada: Con un presupuesto de más de $1.100 millones, construirán un nuevo penal de varones en Los Telares

Días atrás, Visión Santiagueña reveló que el gobierno provincial, a través de un decreto suscripto a mediados de julio, convocó a licitación pública por $1.100 millones para la construcción de un penal de varones en la localidad de Los Telares, cabecera del departamento Salavina.

La noticia cayó como un balde de agua fría en este pueblo de 3.500 habitantes, dado que los vecinos consideran que la instalación de una cárcel alterará la tranquilidad y pondrá en riesgo la seguridad de los lugareños.

Para manifestar su disconformidad, los telarenses recurrieron masivamente a las redes sociales e iniciaron una petitorio dirigido al intendente, José Araujo, través de la plataforma Change.org, donde ya recaudaron cientos de firmas (https://www.change.org/p/intendente-de-los-telares-no-a-la-c%C3%A1rcel-en-los-telares).

“Este petitorio es para demostrar nuestra disconformidad ante esta obra que nos quieren imponer sin ningún tipo de consulta o aceptación de nuestra parte. La obra que se quiere realizar atenta contra la tranquilidad que siempre caracterizó a Los Telares, siembra miedo en sus habitantes, miedo a que dejemos de ser ese pueblo en que se puede salir a caminar a cualquier hora, dormir con las puertas abiertas, miedo a dejar de ser ese pueblito chico, solidario, feliz y con la forma de vida que lleva que siempre lo caracterizó” expresaron.

“Queremos recordarles que estamos en democracia y que tenemos derecho a no estar de acuerdo con cosas que creemos que no nos beneficiaran en nada como sociedad. Desde acá proponemos que esa plata sea invertida en recursos que de verdad necesite nuestro pueblo como insumos y mejoras para el hospital de tránsito, por ejemplo”.

Por su parte, desde el oficialismo local, lejos mostrarse comprensivos e intentar persuadir a la comunidad sobre los beneficios del proyecto, adoptaron una actitud confrontativa. Tal es así que la esposa del intendente, en su cuenta de Facebook, expresó: “Es inútil que gasten energía pidiendo que paren nuestra obra, ya que la misma va a comenzar en estos días, ya no hay nada que puedan hacer”.

Más allá de las protestas virtuales, la comunidad comenzó a organizarse para expresar su rechazo a través de una movilización pacífica en el pueblo, pero las autoridades, que a toda costa pretenden silenciar el reclamo, desplegaron de manera repentina una serie de operativos policiales con la intención de frustrarla.

Así lo denunciaron los propios vecinos: “Habíamos propuesto salir en vehículos respetando el distanciamiento social y aprovechando las flexibilizaciones que estuvieron dándose ya que en el pueblo no hubo casos de covid-19. Al enterarse de ese movimiento, automáticamente la policía comenzó con los operativos, multando, secuestrando a los vehículos pidiendo papeleo que nunca habían pedido, todo ello excusándose en la violación de cuarentena” relataron.

“En pocas palabras, nos censuraron. Abuso de poder en su máxima expresión. Y no sólo le quitan los vehículos, hay casos de personas que salen a vender puerta a puerta para vivir, y están negando permisos de trabajo a los laburantes”.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *