Messi, un volcán de 1114 goles: paso a paso, un registro detallado que lo acerca a Pelé

Entre 1994 y 1999, una voraz cosecha de Messi en las divisiones infantiles leprosas Fuente: Archivo ¿Todos los goles valen lo mismo? Urticante tema para una polémica eterna. ¿El de Diego Maradona a los ingleses o uno en contra y con la mano? Las estadísticas no saben de sensibilidades. Desafiar al mundo desde este artículo…

Messi, un volcán de 1114 goles: paso a paso, un registro detallado que lo acerca a Pelé

Entre 1994 y 1999, una voraz cosecha de Messi en las divisiones infantiles leprosas Fuente: Archivo

¿Todos los goles valen lo mismo? Urticante tema para una polémica eterna. ¿El de Diego Maradona a los ingleses o uno en contra y con la mano? Las estadísticas no saben de sensibilidades. Desafiar al mundo desde este artículo es una temeridad. Ridículo e inconducente, ¿no?. Pero permítanme al menos una aclaración:

Lionel Messi ya había superado hace rato la barrera de los 700 tantos en su carrera.

Y hace mucho tiempo. Habrá que comenzar por desmentir esta fascinante historia. Entre tantos números de fábula, el planeta apenas se detiene en un trazo del pintor, en un golpe del cincel. La paleta rebalsa de colores, la obra del escultor es mucho más prolífica.

Ya son 1114 los goles,

un mural atrapante entonces, un colosal monumento. Bienvenidos a un atrapante museo de bellas artes.

Reducir a Messi a estos mediáticos 700 goles es, casi, una irrespetuosidad.

La perspectiva agiganta la creación.

Convirtió de zurda, de derecha, de cabeza, con la cadera, con el pecho y también con la mano. De penal, de tiro libre y de jugada. Desde afuera y desde adentro del área. En todos los rincones del planeta,

desde Puerto Ordaz a Doha, de Dallas a Minsk, de Johannesburgo a Bangkok, de Nicosia a Yokohama, de San Juan a Tel Aviv.

Desde 1994 y hasta hoy. Grabó su apellido en los arcos de 73 estadios. Derrotó a 194 arqueros diferentes de primera. En 47 partidos marcó tres tantos, un hat-trick; en otros 6 hizo cuatro, un póquer, y en uno, el 7 de marzo de 2012, perforó cinco veces el arco de Bayer Leverkusen, por la Champions League.


El 30 de marzo de 1994 se aprobó la ficha de Messi en la Asociación Rosarina de Fútbol…, diez días después, el 9 de abril convirtió los primeros cuatro goles que están registrados. Desde entonces y hasta hoy, ya marcó 1114…

A la hora de desglosar sus 1114 goles puede abrirse alguna discusión, pero

todos, absolutamente todos, están registrados, son comprobables.

Superan la inspección de un escribano. Detrás de los 630 con Barcelona y los 70 con la selección en mayores, vale profundizar el detalle.

Hay que anotarle otros 2 en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008,

a Costa de Marfil y Holanda, rumbo a la medalla dorada. Este dato sirve, especialmente, para desmentir que los recientes 700 tantos son los primeros como profesional. No es verdad: por entonces, ya llevaba cuatro temporadas como profesional en Barcelona, lo dirigía Pep Guardiola, había alzado una Champions entre varios títulos y llevaba 42 goles ‘de los genuinos’, más otros nueve en la selección mayor, donde hasta había disputado una final de Copa América en 2007.

Hay que sumar

14 más con la selección Sub 20,

entre los cinco que marcó en el Sudamericano de Colombia 2005, los seis en el Mundial de Holanda de ese año y otros tres en amistosos.

Más goles: juntó 339 en sus etapas como juvenil

de Newell´s (234 goles en 176 partidos), y como canterano de Barcelona (105 goles en 107 partidos). Todo entre 1995 y 2005. Sigue la cuenta.

Otros 35 gritos entre amistosos y giras

de pretemporadas con el conjunto culé.

Y finalmente, una ‘metralla’ de

24 conquistas más en encuentros benéficos.

¿A qué se denomina encuentros benéficos?

“Amigos de Leo vs. Amigos de Ronaldinho,

Amigos de Maxi Rodríguez vs. Amigos de Pupi Zanetti, Amigos de Messi vs. Estrellas de México, Amigos de Messi contra Resto del Mundo.” Este apartado es polémico, conviene asumirlo,

huele a los festejos de Pelé en el servicio militar,

pero hay que convenir que los partidos existieron, tienen fecha y es sencillo verificarlos.

En la era de la imagen globalizada, hay videos de todos estos tantos de Messi. “¡Están en YouTube!”, podría empuñar con vehemencia un abogado. Una defensa que Pelé no estaría en condiciones de ofrecer frente a un Tribunal de Alzada.


Messi en la Masía catalana, cuando recorrió todas las categorías a puro gol, desde Infantil B e Infantil A, pasando por Cadete B y Cadete A, hasta Juvenil B, Juvenil A, Barcelona C y Barcelona B Fuente: Archivo

“¿Messi vai superar Pelé?”

En Brasil se lo preguntan, claro. Entre tantas plusmarcas, Messi ha superado a leyendas y derribado mitos. Atropella con la fuerza de un huracán y atemoriza al dueño de una cifra tan mitológica…, como sospechosa.

Según los datos oficiales de la Federación Internacional de la Estadística, Pelé anotó 757 tantos en 835 partidos

(643 en Santos, 37 en Cosmos y 77 en la selección de Brasil). Es decir, que Messi ‘apenas’ se encuentra a 57 goles del brasileño.

Pero a O’Rei siempre lo acompañó un número de ensueño, que él mismo un día se encargó de subrayar con tono desafiante:

“Cuando Messi haya marcado 1283 goles y ganado tres Mundiales, hablamos.

Los récords están para romperse, pero va a ser difícil superar los míos”, se distanció en enero de 2012, en declaraciones al periódico francés Le Monde. Quizás el rosarino nunca sea campeón del mundo, ni una vez, pero atención que está a 169 gritos de un registro que Pelé considera inviolable. Convendría no relajarse.

Pelé alcanzó ese número entre amistosos, combinados, festivales y hasta partidos de una selección militar. Se incluyen más de cuatro centenares en amistosos con Santos y el Cosmos, y más conquistas entre un seleccionado provincial de Sao Paulo, un combinado entre Santos y Vasco da Gama, exhibiciones de la selección brasileña, juegos a beneficio para el Sindicato de Atletas de Sao Paulo y hasta 14 festejos en el equipo del ejército de Brasil. Sí, en 1959, un año después del Mundial de Suecia ’58, se disputó un torneo entre ejércitos sudamericanos y Edson Arantes participó como estrella invitada.


Un día, en 2012, Pelé desafío públicamente a Messi: “Cuando haya convertido 1283 goles, hablamos…” El rosarino lleva 1114, y a diferencia del crack brasileño, los de la “Pulga” sí están bien registrados Fuente: AFP

Aun contabilizándolos a todos, sin reparar en su dudosa procedencia e imposibilidad de certificarlos, Messi se encuentra a 169 goles. ¿Tres años más, cuatro? Al hombre que acaba de cumplir 33, ¿le dará tiempo su carrera? Y sin necesidad de echar mano a los goles que el rosarino convirtió en Abanderado Grandoli, en los amistosos con la ‘categoría 87’ de Newell’s, los juegos de pretemporada con los juveniles culé en la Masía, los que hizo en su fugaz paso de prueba por River

y hasta un tanto para Central Córdoba.

Sí, un grito para el ‘Charrúa’ rosarino. Que también está documentado, ventaja de estos tiempos: fue el 10 de septiembre de 1995, ante Social Lux, y el video de Canal 2 de Galavisión navega en las redes sociales. La leyenda urbana cuenta que todas estas particularidades, al menos, representarían sesenta goles más.

Un nene de 8 años petiso y gambeteador

Imágenes y relatos de un partido que Messi jugó parra Central Córdoba de Rosario

01:31

Video

Seis años tenía Messi. Los archivos de la Asociación Rosarina de Fútbol demuestran que

el 30 de marzo de 1994 entró la primera ficha del tal Lionel Andrés…

Lleva su firma, y más abajo, la autorización de sus padres para que se sume a la categoría ’87 de Newell’s. No se demoró nada en sellar un pacto con el gol: el 9 de abril marcó cuatro en la victoria 6-0 ante el club Pablo VI. Diez días habían pasado. Diez. Presagio de perfección.


Messi con su inseparable amigo Agüero, en los Juegos de Pekín 2008, cuando el rosarino aportó dos goles para llevar a la Argentina a su segundo oro olímpico consecutivo Fuente: Archivo

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *