SENADO: La oposición bloqueó el tratamiento de la Ley de Alquileres

Pese a todas las expectativas, la oposición no dio los votos necesarios para tratar sobre tablas el proyecto de la nueva Ley de Alquileres. De todos modos, las organizaciones esperan que la semana que viene, cumplido el plazo de los siete días del dictamen, la iniciativa pueda tratarse y aprobarse en la Cámara Alta. “No hay ley…

Pese a todas las expectativas, la oposición no dio los votos necesarios para tratar sobre tablas el proyecto de la nueva Ley de Alquileres. De todos modos, las organizaciones esperan que la semana que viene, cumplido el plazo de los siete días del dictamen, la iniciativa pueda tratarse y aprobarse en la Cámara Alta.

“No hay ley de alquileres. La oposición no dio los votos y el oficialismo fue profundamente desprolijo en el tratamiento de una ley muy sensible. La semana que viene, quizás, será la segunda oportunidad”, manifestaron desde Inquilinos Agrupados en su cuenta de Twitter.

En un duro comunicado, manifestaron: “Nos han dejado a millones de inquilinos esperando una semana más para saber si vamos a poder tener, al fin y al cabo, un Congreso que realmente represente nuestros intereses. Siempre supimos que nos enfrentábamos a un poder muy importante. No bajaremos los brazos”. 

Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos Nacional y referente de Inquilinos Agrupados destacó que la oposición defendió “los intereses de un sector súper concentrado del mercado inmobiliario” y que el oficialismo trató con “ligereza” un proyecto muy sensible.

Pese al tropiezo de hoy, sostuvo: “Vamos a tener Ley de Alquileres porque no nos vamos a rendir y estamos cada vez más convencidos de que hay una sola forma de vivir en Argentina y va a ser dignamente”.

No hay ley de alquileres. La oposición no dió los votos y el oficialismo fue profundamente desprolijo en el tratamiento de una ley muy sensible. La semana que viene, quizás, será la segunda oportunidad.

— Inquilinos Agrupados (@InquilinosAgrup) June 4, 2020

Según estipula el reglamento del Senado, las mociones de sobre tablas requerirán para su aprobación las dos terceras partes de los votos emitidos. Si bien el oficialismo cuenta con mayoría, no alcanza a ese número y la oposición pudo bloquear el debate pese a que ya cuenta con media sanción de Diputados, avalada por el propio sector de Cambiemos.

La jugada política llamó mucho la atención porque el proyecto no sólo contaba con el aval opositor en Diputados, que le dio la media sanción a fines del año pasado con 191 a favor, 24 abstenciones y 0 en contra, sino que también tenía amplio consenso entre inquilinos e inmobiliarias así como entre los distintos bloques del Senado.

La ministra de Vivienda y Hábitat, María Eugenia Bielsa, también expresó su pesar por la caída del debate. En Twitter, aseguró: “Es una oportunidad perdida que no haya sido tratado y aprobado, como tantas y tantos esperábamos, un proyecto que llegó a la Cámara con un amplio consenso como el de la ley de alquileres”.

Según explicó la funcionaria, “la nueva ley de alquileres implica un significativo avance para proteger el derecho a la vivienda, especialmente para aquellos sectores que van a salir más lastimados de esta situación que estamos viviendo”.

El proyecto plantea diez claves básicas que van desde la extensión de los contratos de alquiler, aumentos anuales, la obligatoriedad de mantener un registro en la AFIP y regular las expensas.

Las claves del proyecto:

Regular el precio por un promedio entre inflación y salario, con actualizaciones anuales, ya no semestrales para finalizar con la arbitrariedad de los mismos.

Regular expensas, para que los inquilinos no paguen arreglos que no le corresponden.

El contrato pasa de dos a tres años.

* Establece la obligatoriedad de registrar todos los contratos de alquiler por AFIP para terminar con la clandestinidad.

El depósito será de sólo un mes por los tres años al valor del primer alquiler, con el fin de evitar el pago de altas sumas de dinero al ingresar a una vivienda.

* Para las refacciones de la vivienda se facilita la posibilidad de que los inquilinos puedan hacer los arreglos y descontarlos del alquiler.

El inquilino no está obligado  a pagar tasas e impuestos que gravan la propiedad como el ABL, ARBA u otros.

* Los propietarios deben avisar con tres meses de anticipación si deciden no renovar el contrato.

* Se crean organismos de control y defensa de los derechos de los inquilinos en todo el país.

* Cambiemos incluyó dos artículos problemáticos: uno que habilita los desalojos exppess en diez días en caso de falta de pagos y otro que hace ingresar a los bancos a la intermediación del alquiler como garantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *