El top 5 de las historias más bizarras de la cuarentena

Si bien el aislamiento social, preventivo y obligatorio tiene un alto nivel de aceptación, siempre alguien puede dar la nota. Y, desde que Alberto Fernández decretó la cuarentena el 20 de marzo, las anécdotas se empezaron a acumular. Algunas hilarantes y otras con un altísimo grado de irresponsabilidad, cada una demuestra que, hecha la ley, hecha la…

El top 5 de las historias más bizarras de la cuarentena

Si bien el aislamiento social, preventivo y obligatorio tiene un alto nivel de aceptación, siempre alguien puede dar la nota. Y, desde que Alberto Fernández decretó la cuarentena el 20 de marzo, las anécdotas se empezaron a acumular. Algunas hilarantes y otras con un altísimo grado de irresponsabilidad, cada una demuestra que, hecha la ley, hecha la trampa.

El top 5 de las historias bizarras de la cuarentena:

5. Insólito paseo familiar 

¿Quién no extraña las comidas en familia? A diez días de que se decretara la cuarentena, el 30 marzo, una pareja fue interceptada mientras circulaba con su auto por las calles de El Challao, en Mendoza. Habían intentado evadir el control policial, pero los efectivos lograron frenar el vehículo para hacer las preguntas de rutina. Ninguno tenía permiso para salir a la calle. “Venimos de un asado familiar”, respondieron. De inmediato, los policías los bajaron y decidieron revisar el Peugeot 206. Grande fue su sorpresa cuando abrieron el baúl: los hijos del matrimonio, de 13 y 6 años, iban escondidos en el baúl. La pareja fue detenida y los menores llevados a la casa de sus abuelos. 

4. Cazador cazado

El aislamiento social, preventivo y obligatorio puede ser aburrido. Sí. El 24 de marzo, efectivos de la Ciudad de Buenos Aires detuvieron a un joven de 28 años que deambulaba sin rumbo por las calles de San Telmo. Cuando le preguntaron qué estaba haciendo, no pudo justificarse. Lo cierto es que los policías confirmaron que había salido para jugar al “Pokemon Go”, una aplicación de realidad aumentada cuyo objetivo es “atrapar” personajes virtuales. El hombre terminó detenido y con una causa en su contra. 

3. El “fulbito” sagrado

Hay quienes extrañan a su familia, a sus amigos o sus parejas. Están quienes quieren volver a abrazar a los suyos y, también, quienes solamente quieren volver a los tradicionales “picaditos”. El 15 de abril, tres jugadores del equipo Sarmiento de Resistencia, en Chaco, tomaron coraje para violar la cuarentena, se pusieron ropa deportiva y salieron a la vereda a jugar al fútbol. La diversión les duró poco. Ni bien la Policía los vio, decidió llevarlos detenido a la comisaria y, más aún, secuestrar la pelota.  

2. Tan insólito como indignante

Para hacer las tareas del hogar se convirtió en el gran desafío de esta cuarentena. Los servicios domésticos no son considerados actividades esenciales y, de pronto, más de uno tuvo que ponerse a limpiar su propia casa. Sin embargo, algunos intentaron esquivar el asunto. Fue el caso del empresario tandilense Gustavo Cardinali, quien ni bien se decretó el aislamiento obligatorio ingresó al barrio privado Sierras de Tandil con su mucama en el baúl. Si bien los efectivos de seguridad no notaron nada extraño cuando el hombre atravesó la puerta de entrada, los vecinos vieron a la mujer y llamaron a la Policía. 

1. “Chanchomóvil” ilegal

El primer puesto se lo lleva, sin dudas, Fabián Valenzuela, el intendente de Boveril, en Entre Ríos. El 12 de abril, el dirigente comunal tuvo una idea: agasajar durante el domingo de pascuas a las personas que estaban cumpliendo con la cuarentena. Sin embargo, decidió hacerlo de una manera insólita. Junto al viceintendente, José Gillig, recorrieron la ciudad para rifar “chanchomóvil”. Arriba de la camioneta, cargada con un chulengo y un lechón asado. El concejal Raúl Kuhn animaba la iniciativa interpretando melodías con un equipo de audio, según consignó “El Día Online”. Consultada por la prensa, la ministra de Gobierno de la provincia, Rosario Romero, asseguró: “Si la autoridad policial no ha hecho la advertencia correspondiente, la haremos nosotros”. Sea cual fuera la sanción, hubo una ganadora que recibió el asado en bandeja para compartir con su familia. 

por R.N.

Galería de imágenes