Rokid T1: estos son los anteojos equipados con una cámara térmica para detectar a una persona con fiebre

Los anteojos equipados con una cámara térmica ya se utilizan en China, y su fabricante comenzará a ofrecer estos dispositivos en el mercado estadounidense 16 de abril de 2020  • 11:44 Las cámaras térmicas dejaron de ser una curiosidad limitada a las necesidades de un nicho del mercado y se transformaron en una herramienta imprescindible…

Rokid T1: estos son los anteojos equipados con una cámara térmica para detectar a una persona con fiebre

Los anteojos equipados con una cámara térmica ya se utilizan en China, y su fabricante comenzará a ofrecer estos dispositivos en el mercado estadounidense
16 de abril de 2020  • 11:44

Las

cámaras térmicas

dejaron de ser una curiosidad limitada a las

necesidades de un nicho del mercado

y se transformaron en una

herramienta imprescindible para medir la temperatura corporal de una persona con fiebre

. Es una tecnología empleada en aeropuertos y zonas con gran concentración de personas con el objetivo de realizar una detección temprana de casos de

coronavirus covid-19

.

Ahora, la adaptación de esta tecnología llega a los

anteojos conectados

con dispositivo desarrollado por la

firma china

Rokid

, que planea lanzar este dispositivo en el mercado estadounidense.

A diferencia de las estaciones de mediciones

, las gafas inteligentes T1 pueden ser operadas por una persona, son mucho más compactas y fáciles de desplegar a la hora de

detectar la temperatura alta de una persona con fiebre

.

En el detalle técnico, están equipadas con un

sensor infrarrojo capaz de identificar la temperatura

de hasta 200 personas

en dos minutos ubicadas hasta tres metros de distancia del operador.


La ventaja de los anteojos T1 de Rokid está en la facilidad de uso, ya que no requiere el despliegue de una infraestructura de computadoras, monitores y cámaras que requieren los sistemas actuales utilizados en aeropuertos y espacios públicos

El anteojo conectado T1 de Rokid cuenta con un procesador Qualcomm junto a una cámara de 12 megapixeles y un sistema de realidad aumentada combinado con una modalidad de registro de fotos y videos con órdenes de voz. A su vez,

sus desarrolladores aclaran

que la información es almacenada de forma local y no se transfiere a ningún servidor por cuestiones de privacidad de los potenciales clientes que tiene la firma, como hospitales y diversos municipios estadounidenses.

Los anteojos T1 fueron desarrollados por los ingenieros de Rokid en solo dos meses y ya está funcionando en China en parques nacionales, escuelas y por las autoridades para el monitoreo de síntomas de covid-19.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.