Pymes denuncian que aún hay bancos que no disponen de créditos al 24%

Pymes industriales alertaron que aún hoy existen bancos, públicos y privados, que no ofrecen información sobre la existencia de créditos al 24% para el pago de salarios. Y denunciaron que hay entidades financieras que les advirtieron que tomarán los fondos depositados en cuenta para cubrir los cheques que quedaron sin saldo desde el levantamiento del…

Pymes denuncian que aún hay bancos que no disponen de créditos al 24%

Pymes industriales alertaron que aún hoy existen bancos, públicos y privados, que no ofrecen información sobre la existencia de créditos al 24% para el pago de salarios. Y denunciaron que hay entidades financieras que les advirtieron que tomarán los fondos depositados en cuenta para cubrir los cheques que quedaron sin saldo desde el levantamiento del clearing bancario.

Varias fábricas consultadas por BAE Negocios confiaron las experiencias esquivas que atravesaron en la búsqueda de financiamiento para el pago de salarios, en un contexto de empresas paralizadas por la cuarentena para evitar la extensión de la pandemia. Las situaciones se reprodujeron tanto en bancos de gestión estatal como privada, según los relatos.

Una pyme metalúrgica instalada en el partido bonaerense de La Matanza, con una nómina salarial de 18 empleados no logró hasta ayer una línea de crédito aun cuando opera con tres bancos: Provincia de Buenos Aires, Credicoop y Patagonia. “Me dijeron que no está bajada la información de los créditos del 24% ni los fondos que ponen el SGR”, le dijo a este diario Ernesto, uno de los dueños de la fábrica.

Francisco, socio de una empresa textil que tiene una nómina de diez empleados, tiene negado el acceso al crédito porque “los últimos tres balances fueron negativos”, en el contexto de la recesión que arrastra la economía local durante los últimos años.

“No tenemos ninguna deuda impositiva ni atrasos en los pagos de sueldos ni cargas sociales. Las presentaciones impositivas están al día. Operamos con cuatro bancos (Santa Fe, Galicia, BBVA y Supervielle) y ninguno de ellos nos otorga créditos. Solo podemos utilizar el descubierto en cuenta corriente que nos dan solamente dos de ellos, pero que el límite se congeló en los últimos dos años”, afirmó Francisco. Esta fábrica, con facturación cero por la parálisis, ingresó en deudas con la cuarentena por la ruptura de la cadena de pagos.

Distinta fue la suerte de una pyme dedicada al procesamiento de vidrios de seguridad, templados y laminados que accedió al crédito del decreto 931 de la mano del banco Santander con plazo de pago de doce meses y con tres de gracia. Pero esa línea en otros bancos varía: con nómina de empleados en la entidad, sin plazo de gracia pero con garantía del Fogar, o con carpeta “impecable”.

En ese sinuoso camino que recorren las pymes para financiar el pago de sueldos, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, se descargó: “Pusimos más de $30.000 millones a través del Fogar, con el que el Estado sale de garante, sobre todo a las empresas más chicas, y los bancos siguen poniendo excusas”.