España registró 517 muertes por coronavirus en un día y sumó 17.489 víctimas

El balance diario de fallecidos bajó respecto del domingo. El Gobierno analiza relajar la cuarentena y permitir que algunos sectores de la economía regresen al trabajo. España reportó este lunes 517 nuevas muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, una disminución en su balance diario, en momentos en que algunos sectores de la economía…

España registró 517 muertes por coronavirus en un día y sumó 17.489 víctimas

El balance diario de fallecidos bajó respecto del domingo. El Gobierno analiza relajar la cuarentena y permitir que algunos sectores de la economía regresen al trabajo.

España reportó este lunes 517 nuevas muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, una disminución en su balance diario, en momentos en que algunos sectores de la economía volvían al trabajo.

Tercer país con más fallecidos por la COVID-19 en el mundo por detrás de Estados Unidos e Italia, España alcanzó los 17.489 muertos. El país observó el menor número de contagios diarios desde el 20 de marzo, ubicándose su número global de casos confirmados en 169.496.

La cifra de pacientes curados también mantiene su tendencia al alza y este lunes se contabilizaron otros 2.336, para un total de 64.727, lo que supone un 38,2 por ciento de todos los casos.

España levanta este lunes la restricción de las actividades económica no esenciales, por lo que cientos de miles de trabajadores se reincorporan a sus puestos, en medio del debate entre políticos, sindicatos y científicos, por el posible riesgo de repunte de la pandemia de coronavirus al aumentar la movilidad.

El Presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, insistió ayer en una exposición pública en que el retorno de la actividad de este lunes no supone un relajamiento de las medidas de confinamiento decretadas el pasado 14 de marzo y que el país no entra en la fase de desescalada de esas medidas.

Para garantizar la seguridad en el desplazamiento de los trabajadores, desde primera hora de la mañana de este lunes policías y miembros de protección civil reparten mascarillas en los principales nudos de transporte – estaciones de tren y metro -, de las grandes ciudades.

Para este fin, el Gobierno anunció el reparto de un total de 10 millones de mascarillas en puntos logísticos de toda España entre aquellas personas que tengan que desplazarse para trabajar en medios de transporte, donde es más complejo mantener la distancia de seguridad.

Además, agentes de policía vigilan que trenes y colectivos no excedan en número de viajeros para que puedan mantener esa separación.

Se decretó también medidas de distanciamiento para el trabajo en las empresas, y en la construcción se prohíbe la actividad si la obra tiene lugar en edificios ya habitados, para evitar el contacto entre trabajadores y vecinos.