Agustín Pichot irá por la presidencia de la World Rugby

Desde su retiro como jugador, Agustín Pichot no dejó de escalar hasta posicionarse como un dirigente de peso en el rugby internacional. Y ahora va por el último paso. Este sábado, el ex medio scrum y actual vicepresidente de World Rugby, la entidad que rige el deporte a nivel mundial, anunció que se postulará para…

Agustín Pichot irá por la presidencia de la World Rugby

Desde su retiro como jugador, Agustín Pichot no dejó de escalar hasta posicionarse como un dirigente de peso en el rugby internacional. Y ahora va por el último paso. Este sábado, el ex medio scrum y actual vicepresidente de World Rugby, la entidad que rige el deporte a nivel mundial, anunció que se postulará para la presidencia del espacio, compitiendo en la elección del próximo 26 de abril nada menos que con el actual titular, Bill Beaumont.

A causa de la pandemia de coronavirus que afecta a gran parte del mundo, las elecciones se realizarán vía electrónica. El resultado recién se conocerá el 12 de mayo, fecha en la que está prevista una reunión del Consejo de la WR.

En una elección clave en momentos críticos para el rugby, que a su vez se presenta como una oportunidad para alinear a nuestro deporte de manera global, he decidido presentarme como candidato a Presidente de World Rugby.

Descarguen el doc para saber el porqué: pic.twitter.com/6jwgOBg33s

— agustin pichot (@AP9_) April 11, 2020

Beaumont no demoró en encontrar al reemplazante del argentino en su fórmula: en enero pasado ya tenía decidido que lo acompañaría Bernard Laporte, titular de la Federación Francesa de Rugby. Hasta ahora, Pichot no confirmó quién será su candidato a vicepresidente.

El directivo surgido del CASI le explicó a Clarín la razón de su decisión: “En el último año se hacía muy difícil conseguir un calendario global, ponernos de acuerdo en invertir más en el rugby femenino y brindar una mayor igualdad respecto a los países emergentes, así como también en la distribución en las utilidades. Esto del virus (sic) hizo que las cosas se aceleren. Una vez que pase todo esto, porque ahora la salud de todos es lo primordial, esperamos aprovechar esta oportunidad que nos da la crisis para que haya un nuevo plan estratégico que contemple a todas las uniones, con sus clubes, y hacer algo más moderno y dinámico en lo que es el management y la gobernanza del rugby”.

Agustin Pichot en el Hotel Ana Intercontinental Tokio durante el Mundial de rugby del año pasado.
(Foto: German Garcia Adrasti / Enviado Especial)

Esas diferencias que menciona al principio con la conducción de la que forma parte llevaron a Pichot a postularse al cargo. El argentino, por ejemplo, se encontró en los últimos tiempos con la falta de apoyo de su viejo compañero de fórmula cuando quiso implementar ideas como el Nations Championship, que incluiría a un amplio abanico de selecciones con un torneo hasta con ascensos y descensos.

Mirá también

Pichot ya había dejado claras sus intenciones de buscar la presidencia de World Rugby el año pasado, durante el Mundial de Japón y en una entrevista con este diario. “Hoy, desde mi posición, no puedo ser lo ejecutivo que quisiera porque está Bill y está bien que él sea el líder y que tenga la última palabra. Pero resolveré qué hacer con el grupo de SANZAAR. Tengo ganas de asumir ese liderazgo para hacer esos cambios que quiero hacer. Lo seguro es que de vice chairman no seguiré”, auguraba.

El proceso eleccionario cuenta con 51 votos, aunque no se trata de 51 asociaciones votantes sino que hay algunas que tienen más peso que otras.

Los votos de los países de la SANZAAR (que apoyarían a Pichot) y del Seis Naciones (que se inclinarían por Beaumont) valen 4 cada uno.

Mirá también

El voto de las uniones de Europa, Oceanía, África, Asia, Norteamérica y Sudamérica, así como Japón, vale 2.

Finalmente, Georgia, Rumania, Fiji, Samoa, Canadá, Estados Unidos y Uruguay cuentan con un voto cada uno.

Agustín Pichot es vicepresidente de World Rugby desde 2016.
(Foto: German Garcia Adrasti)

A Pichot no le será fácil aunque, conocedor de sus posibilidades, si se embarca en esta aventura es porque es consciente de que tiene buenas chances.

Su rival, Beaumont (de 68 años), es un ex segunda línea de la selección inglesa que brilló desde inicios de la década del 70 hasta los primeros años de los 80 e integra el Salón de la Fama del rugby desde 2014.

Cuando Pichot alcanzaba una clasificación histórica a cuartos de final en un Mundial, algo inédito por entonces para Los Pumas, allá por 1999, el actual presidente de la World Rugby daba sus primeros pasos como directivo representando a su país en el International Rugby Board, tal la vieja denominación de la entidad.

Ficha no fue menos. Retirado en 2007, luego de una prolífica carrera, de inmediato se puso al hombro diversas gestiones. Su reconocimiento internacional y la habilidad a la hora de tejer relaciones lo fueron colocando en posiciones cada vez de mayor relevancia.

Mirá también

Su figura fue determinante para la incorporación -en 2012- de Argentina al Rugby Championship, torneo que hasta entonces estaba reservado a las tres grandes potencias del hemisferio Sur (Nueva Zelanda, Sudáfrica y Australia).

Lo mismo ocurrió con la llegada de Jaguares al Súper Rugby, que se produjo en 2016, año en que logró hacerse un hueco en la lista que encabezó Beaumont, nada menos que como el número 2. Su influencia para entonces estaba fuera de toda discusión: también había sido una pata importante para que el Comité Olímpico Internacional reincorporase al rugby a los Juegos Olímpicos después de nada menos que 92 años.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA