Mike Tyson aseguró que fumar veneno de sapo lo ayudó a encarrilar su vida

“¿Qué tal tu cuarentena, Mike”, se le podría preguntar al Mike Tyson​ de la imagen en la que aparece rodeado de una plantación de cannabis. La foto no es actual, pero su nuevo emprendimiento sí, aunque ya lleva unos años.El ex campeón del mundo de los pesos pesados tiene una compañía de plantación de marihuana…

Mike Tyson aseguró que fumar veneno de sapo lo ayudó a encarrilar su vida

“¿Qué tal tu cuarentena, Mike”, se le podría preguntar al Mike Tyson​ de la imagen en la que aparece rodeado de una plantación de cannabis. La foto no es actual, pero su nuevo emprendimiento sí, aunque ya lleva unos años.

El ex campeón del mundo de los pesos pesados tiene una compañía de plantación de marihuana ​para uso medicinal en California, donde desde el 1° de enero de 2018 también se legalizó la utilización del cannabis con fines recreativos.

En su podcast “Hotboxin’ with Mike Tyson”, el que realizo junto al ex jugador de la NFL Eben Britton, principal socio de la granja “Tyson Ranch” (donde ambos cultivan cannabis para la venta), el ex boxeador lanzó: “¿Cuánto fumamos al mes? ¿Alrededor de 40 mil dólares?”. “No sé, unas diez toneladas al mes fumaremos”, le contestó bromeando el ex jugador de los Jacksonville Jaguars y Chicago Bears.

Según el diario The Sun, Tyson estaría ganando 500.000 dólares mensuales con la venta de cannabis. Para él, sin embargo, el económico no es el único beneficio de su nuevo emprendimiento.

Tyson recalcó en varias oportunidades que la marihuana lo ha ayudado mucho a mantenerse alejado de otras drogas más dañinas, como la cocaína, que lo hicieron pasar momentos muy duros en el pasado. Aunque los cigarrillos de cannabis no son la única “sustancia” que lo ayudó a encarrilar su vida.

Mirá también

El estadounidense reveló en una entrevista con la revista GQ que durante el primer capítulo de su podcast, el médico mexicano Gerardo Sandoval -conocido como Dr. Gerry- le contó sobre el veneno de una rara especie de sapo, el sapo del río Colorado o el sapo del desierto de Sonora, que el animal utiliza para ahuyentar predadores, pero que los humanos pueden ordeñar, secar y fumar.

Sandoval despertó el interés de Tyson en la sustancia llamada 5-MeO-DMT cuando le contó que era “como una base libre que salta al corazón de Dios y regresa, en solo 20 minutos”. El ex boxeador no dudó en probarlo.

El producto listo para la venta en el Tyson Ranch. Foto: Facebook Tyson Ranch

“Había tomado algunas drogas pesadas. Había consumido ácido antes. Entonces pensé: ‘Dame esas cosas, déjame ver esto’. Entonces comenzaron las alucinaciones. Estaba enloqueciendo. Pensé, ‘La jodí. Estoy muerto. Se acabó’“, contó Tyson en esa nota con GQ. Pero aseguró que tras ese primer momento de pánico, se relajó y pudo disfrutar. “Es casi como si murieras y renacieras”, reflexionó.

Tyson atravesaba en ese momento una recaída. Había vuelto a consumir cocaína y alcohol y se sumía otra vez en el caos. Pero tras ese experimento con el veneno de sapo -que volvió a tomar en otras dos ocasiones- volvió a tomar las riendas de su vida. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA