La pandemia pone en riesgo al 80% de la fuerza laboral mundial

La irrupción del Covid-19, que provocó el cierre total o parcial de empresas, afecta a casi 2.700 millones de trabajadores en todo el mundo, según informó la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que constituye el 81% de la fuerza laboral del planeta. El comercio minorista, los servicios de alojamiento y alimentación entre otros rubros, aparecen…

La pandemia pone en riesgo al 80% de la fuerza laboral mundial

La irrupción del Covid-19, que provocó el cierre total o parcial de empresas, afecta a casi 2.700 millones de trabajadores en todo el mundo, según informó la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que constituye el 81% de la fuerza laboral del planeta.

El comercio minorista, los servicios de alojamiento y alimentación entre otros rubros, aparecen en la línea de altísimo riesgo de corrosión, según la OIT, así como también que la presencia y acción del Estado para mitigar la catástrofe debe estar fuera de discusión.

Con las recientes estimaciones globales por la pandemia, la OIT también aprecia que las horas de trabajo disminuirán en un 6,7% en el segundo trimestre, lo que equivale a 195 millones de trabajadores a tiempo completo. “La cuenta final de la pérdida anual de empleos en 2020 dependerá de manera crítica de la evolución de la pandemia y de las medidas tomadas para mitigar su impacto”, expresan en el paper al que BAE Negocios tuvo acceso.

La OIT se comprometió a continuar supervisar el impacto de la emergencia sanitaria global y a divulgar su estimación de las horas de trabajo perdidas y su equivalente a empleo. Como informó este diario, el capítulo reservado para Argentina estima la chance de que se pierdan 340.000 puestos de labor. El efecto pandemia, a consideración del organismo, se potenció en los últimos días.

“En la situación actual, las empresas, en una amplia variedad de sectores económicos, enfrentan pérdidas catastróficas que amenazan sus operaciones y solvencia, especialmente entre las compañías más pequeñas, mientras que millones de trabajadores son vulnerables a la pérdida de ingresos y despidos”, reseña el informe.

Mensuran también como “severísimo” el impacto en las actividades generadoras de ingresos para los trabajadores desprotegidos y los grupos más vulnerables de la economía informal. La contracción del empleo ya ha comenzado a gran escala, casi sin precedentes en muchos países, apuntaron en el relevamiento que pormeriza el impacto en los distintos continentes.

A criterio de la OIT, frente a la falta de otros datos para estimaciones fehacientes, los cambios en las horas de trabajo, que reflejan tanto los despidos como otras reducciones temporales en el tiempo laboral, dan una mejor idea de la terrible realidad de la situación actual del mercado.

La OIT pone el ojo especialmente en una parte de los 2.700 millones afectados: son los 1.250 millones de trabajadores, casi el 38% de la fuerza laboral mundial que está empleado en sectores que enfrentan una severa disminución en la producción y un alto riesgo de desplazamiento de la fuerza laboral, como el comercio minorista.