El gran trabajo solidario que hace Iván Marcone para atender la otra cara de la pandemia

Mientras la pelota está quieta por la pandemia de coronavirus  y la problemática en torno al fútbol profesional gira sobre qué pasará con los ingresos de los futbolistas, Iván Marcone atiende en su casa las videollamadas del PF de Boca para determinados trabajos y en el resto de la jornada se ocupa de algo más:…

El gran trabajo solidario que hace Iván Marcone para atender la otra cara de la pandemia

Mientras la pelota está quieta por la pandemia de coronavirus  y la problemática en torno al fútbol profesional gira sobre qué pasará con los ingresos de los futbolistas, Iván Marcone atiende en su casa las videollamadas del PF de Boca para determinados trabajos y en el resto de la jornada se ocupa de algo más: ayudar a varios chicos que juegan al fútbol en el Club Social y Deportivo Belgrano de Sarandí (avenida Belgrano 3286), que están sufriendo falta de alimentos durante la cuarentena​, y también a otro comedor infantil de la zona. 

Marcone en el club de Sarandí.

Lo hace porque además de ser técnico de dos categorías Infantiles del club, Marcone también desde el año pasado es el presidente de la institución por la que alguna vez también pasó (y colabora) Rodrigo De Paul, hombre de la Selección. Y sin chances de albergar a los distintos chicos del barrio en el día a día para entrenar, ahora la problemática se trasladó a muchas de las casas. Lejos de quedarse quieto a esperar soluciones, el jugador movió hilos, hizo llamados y coordinó con gente de la Municipalidad de Avellaneda la entrega de donaciones. 

Si bien no se trata de todos los casos, varias de las familias de los pequeños futbolistas del club vienen desde lugares humildes y es por eso que, con Marcone como guía, se organizan para repartir alimentos y otros productos que se necesiten. También el ex Lanús y Arsenal lo hace a través de una iglesia Cristiana de Villa Luján, que realiza rondas de comida a través de viandas nocturnas y que por el efecto de la pandemia está imposibilitada de acceder a las donaciones. Por eso el futbolista de Boca se puso al frente para hacer envíos de alimentos en grandes cantidades y así continuar dando una mano en las viandas, y se encargó de motorizar la cooperación con el comedor Infantil. 

El Club Social y Deportivo Belgrano de Sarandí.

Oriundo del barrio, Marcone iba día por medio al club hasta antes de los problemas por la cuarentena. Y siempre destacó que el trabajo con los chicos no solo incluía un tema futbolístico sino también de educación. Por eso desde hace tiempo decidió meterse de lleno en la actividad social de un club que en 2018 también tuvo una cantidad de obras de refacción que realizó el Municipio. Allí quedó un vínculo con el futbolista del plantel de Miguel Russo, quien no dudó en moverse rápido ante los conflictos para atender urgencias. No es nuevo: Marcone también colaboró mucho con Arsenal Solidario, la Fundación Lanús y, claro, en movidas que organiza Boca. 

“Para mi es un cable a tierra. Entre 90 y 100 chicos ejercen el futbol infantil en el club y es lindo poder ayudarlos a ellos y a sus familias con sus necesidades que puedan tener. Para nosotros el respeto y la educación es importante; por eso siempre elijo estar en el club y colaborar en lo que se pueda, desde el fútbol o desde otro lugar”, contó alguna vez en TNT Sports el futbolista que en silencio trabaja desde hace años para dar una mano. Ahora, la pandemia alteró las prioridades y las urgencias se hicieron más evidentes, por eso destina buena parte de su día a resolver temas de su segunda casa, su club.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *