“Se tomaron medidas que las pymes esperábamos hace mucho tiempo”

El presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Gerardo Díaz Beltrán, aseguró hoy que durante los 80 días que lleva gobernando Alberto Fernández “se tomaron medidas que las pymes esperaban hace mucho tiempo”. En ese sentido, en una entrevista con Télam, el titular de la CAME destacó la moratoria impositiva, la baja…

“Se tomaron medidas que las pymes esperábamos hace mucho tiempo”

El presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Gerardo Díaz Beltrán, aseguró hoy que durante los 80 días que lleva gobernando Alberto Fernández “se tomaron medidas que las pymes esperaban hace mucho tiempo”.

En ese sentido, en una entrevista con Télam, el titular de la CAME destacó la moratoria impositiva, la baja de tasas de interés, el congelamiento de tarifas y las medidas en favor del consumo, como Precios Cuidados y la Ley de Góndolas.

Díaz Beltrán preside CAME desde abril de 2018, es médico veterinario y también es presidente de la Confederación Económica de Misiones.

-¿Qué evaluación hace de los primeros 80 días del Gobierno?
– Es un gobierno que arranca con una complejidad económica claramente visible para todos los sectores. Indudablemente no podemos aislarnos del contexto mundial, que no es el mejor, y con el agravante que acaba de aparecer y que tiene incidencia económica, el coronavirus. Es importante tener en cuenta que se empiezan a dar situaciones que no estaban en la escena inicial.

Para las pymes se tomaron medidas que esperábamos hace mucho tiempo, como la moratoria impositiva, el trabajo que se está haciendo para bajar las tasas de interés bancarias, y el congelamiento de las tarifas y el combustible, que indudablemente contribuyeron a la desaceleración de la inflación.

– ¿Varió en algo la situación de la pymes en estos 80 días?
– Dejaron de caer las ventas como lo hacían el año pasado, y la actividad industrial de las pymes que representamos empezó a dar algunos números que demuestran que se está frenando la caída. Son indicios que los vemos con optimismo.

– ¿Ayudan los créditos a tasas por debajo del 40% anual para mejorar la situación del sector?
– Es una iniciativa muy buena la baja de tasas. Se está trabajando bien en ese sentido. Es un viejo reclamo de CAME. Si bien las tasas actuales no son las deseadas, son un indicio positivo. Las tasas que deben pagar las pymes tienen que estar relacionadas con su rentabilidad y no sólo con la inflación. Por eso la demanda de estos créditos a estas tasas todavía es lenta. Porque las tasas deben tener correlato con la rentabilidad de cada pyme, que es lo que se perdió mucho en los últimos cuatro años.

-¿Cómo impactó el congelamiento de tarifas entre las pymes?
– El congelamiento permitió aliviar la situación. Somos optimistas pero también tenemos la preocupación de cómo podremos proteger a las pymes cuando se empiecen a descongelar, tanto los precios como las tarifas.

Indudablemente en estos meses vemos que la inflación tiende a disminuir, por el congelamiento de las tarifas y los combustibles, y por el programa Precios Cuidados. Pero son herramientas que tienen un tiempo, entonces ¿qué va a pasar cuando finalice ese tiempo?. La cuestión es cómo lograr que los precios tiendan a mantenerse y no peguen en la inflación.

Cómo se van a manejar las tarifas es una cuestión esencial, porque muchas pymes industriales tienen una dependencia de las tarifas de electricidad y de gas. Además, el precio de los combustibles está muy relacionado con los costos de la logística, y las pymes de muchas regiones del país tienen problemas por los costos logísticos.

– ¿Qué efecto va a producir la moratoria impositiva para las pymes?
– La moratoria permite poner en calificación a una pyme para que sea sujeto de crédito. Valoramos la característica de la moratoria, y la decisión política de hacerlo en un contexto económico y financiero como el actual.

Lo bueno fue que se haya entendido que las pymes no podían pagar. Porque al no poder seguir pagando sus compromisos, quedaban absolutamente afuera del sistema financiero. Ahora hay que trabajar con el sistema financiero para que las pymes no queden afuera de los créditos, por la deuda que existe con los bancos.

– ¿Cómo recibieron la decisión del Banco Central de fijar una tasa máxima de 55% anual para el financiamiento con tarjeta de crédito?
– Toda medida que sirva para reactivar el mercado interno y devolver capacidad de consumo, la vemos bien y la necesitamos. Las tasas compiten con el sector empresario y con el consumidor, porque tasas desproporcionadas atentan contra el consumo y quitan ventas.

– ¿Está de acuerdo con cómo salió la Ley de Góndolas? ¿Es posible de cumplir?
– Hemos trabajado en la Cámara de Diputados con quienes la impulsaron. Todos los argumentos en contra de la ley, respecto de la pymes, son los que dan la fortaleza a los argumentos a favor. Dicen que las pymes no tienen logística, volumen ni espalda financiera para cumplir con la ley. Bueno, si esa es la condición para no hacerlo, estamos en el camino correcto entonces.

Lo que hay que hacer es apuntalar a las pymes para que puedan estar en los grandes mercados, apostando a la producción y el empleo nacional, y a las economías regionales.