Luciana Salaza sobre Martín Redrado: “Se portó muy mal con mi hija y es muy difícil de perdonar”

La modelo no logra perdonar al economista. Los detalles. Luciana Salazar volvió a hablar de su ex Martín Redrado y aseguró que el economista hizo algo “muy difícil de perdonar”. El detonante de su enojo está relacionado con su hija Matilda. “Redrado se portó muy mal con mi hija y eso es algo que para mí es muy…

Luciana Salaza sobre Martín Redrado: “Se portó muy mal con mi hija y es muy difícil de perdonar”

La modelo no logra perdonar al economista. Los detalles.

Luciana Salazar volvió a hablar de su ex Martín Redrado y aseguró que el economista hizo algo “muy difícil de perdonar”. El detonante de su enojo está relacionado con su hija Matilda.

“Redrado se portó muy mal con mi hija y eso es algo que para mí es muy difícil de perdonar. Las cosas estuvieron bien hasta que salieron las fotos de él con Matilda”, manifestó Salazar en una entrevista radial con Catalina Dlugi (AM 1110).

Las imágenes a las que hace referencia Salazar trascendieron en octubre. El expresidente del Banco Central la había ido a visitar a ella y a su hija a Nordelta, el barrio privado donde viven. Las capturas in fraganti las mostraron por primera vez en el programa de Los ángeles de la mañana, detalla Todo Noticias.

La modelo anunció su separación del economista en marzo de 2018 con un mensaje en Twitter: “Hace dos meses reiniciamos nuestra relación con Martín Redrado, pero no resultó. Ya no hay más amor de parte de ambos, por lo tanto es definitivo”, escribió en ese momento. Desde entonces se especuló con que él es el padre de Matilda.

Meses atrás en Incorrectas, Celina Rucci, habló de un supuesto acuerdo económico entre ellos. Según la periodista, Redrado le pas una suma de 10 mil dólares todos los meses, además de hacerse cargo del alquiler de la casa del country. Sin embargo esto fue desmentido por la propia Luciana, que sentenció: “No hay ningún pacto millonario, no me hago cargo”.

Por su parte, el expresidente del Banco Central negó rotundamente ser el padre de la nena: “No soy el papá de Matilda. No participé del proceso (de fecundación y selección del donante). Es la verdad, ¿de qué me sirve mentir?”.