Cómo son las nuevas impresoras para hacer tareas de la escuela

Este lunes empiezan las clases y además de la interminable lista de útiles, habrá que considerar la compra de una impresora. Desde que la computadora ingresó en el aula, sea para resúmenes, mapas, trabajos prácticos, tareas o presentaciones, la necesidad de reflejar estos cambios en el papel va en aumento. Los nuevos equipos vienen con…

Cómo son las nuevas impresoras para hacer tareas de la escuela

Este lunes empiezan las clases y además de la interminable lista de útiles, habrá que considerar la compra de una impresora. Desde que la computadora ingresó en el aula, sea para resúmenes, mapas, trabajos prácticos, tareas o presentaciones, la necesidad de reflejar estos cambios en el papel va en aumento. Los nuevos equipos vienen con Wi-Fi incorporado y para ahorrar combustible, los tanques de tinta se pueden recargar en forma individual.

El mundo de las impresoras abunda en modelos y especificaciones que abruman con sus particularidades. Si la familia está buscando un balance entre calidad y rendimiento, la mejor elección es una multifunción. Durante años fueron las favoritas de las oficinas, aunque en la actualidad fueron reemplazadas por las impresoras láser.

Las impresoras con Wi-Fi permiten enviar los trabajos directamente desde el celular.

En su combo incluyen un escáner, fotocopiadora y la posibilidad de estampar fotos a color en una digna calidad. Algunos modelos permiten imprimir en doble faz, lo que a la larga puede representar un gran ahorro de papel.

Las cuatro marcas que esperan apoyar un pie en el escritorio hogareño son: HP, Epson, Brother y Canon. El precio de estos equipos ronda los $ 15 mil pesos. Y si bien hay otros modelos de estos mismos fabricantes que son más económicos, estos se destacan por incorporar tanques de tinta recargables, lo que a largo plazo, resulta más conveniente.

Epson EcoTank L3150. Imprime 100 hojas sin interrupciones: hasta 33 páginas por minuto (ppm) en texto negro y 15 ppm en texto a color. $ 16.799.

Estos modelos (inkjet) emplean inyectores que disparan pequeñas gotas de tinta de diferentes tamaños. Las tintas se encuentra en tanques y una pequeña bomba movida por un motor la conduce por los canales hasta las boquillas de un cabezal, donde el pigmento es calentado con electricidad para provocar su adhesión sobre el papel.

Además del diseño compacto y los detalles que buscan marcar una diferencia con el rival, el secreto de cada fabricante es el tipo de tinta que emplea. Para evitar problemas de goteo o derrame, todos recomiendan adquirir los repuestos originales.

Los cartuchos de tinta convencionales, son aquellos con el cabezal de impresión incorporado, lo que significa que los inyectores forman parte del depósito. La ventaja es que si el contenido se seca, es fácil de reemplazar. El gran inconveniente, es que al momento de sustituirlo, su valor es equivalente al de un equipo nuevo.

En cambio, los tanques de estas inkjet, llamados sistemas de tinta continua, en lugar de un cartucho único, traen un envase individual para cada uno de los cuatro colores básicos. El beneficio de estos depósitos frontales es que pueden ser recargados por el usuario indefinidamente, sin tener que reemplazar el contenedor o el cabezal.

Además, al traer más mililitros por envase, el costo de impresión por página se reduce drásticamente. Y si el color negro es el que más se consume, la máquina se encarga de alertar que es hora de abastecer sólo este recipiente.

HP Ink Tank Wireless 415. Hasta 8 ppm en negro y 5 ppm en color. Un tanque negro rinde unas 8 mil páginas. $ 16.000.

Estas impresoras, vienen con Wi-Fi incorporado, lo que implica que si un compañero envía la tarea por WhatsApp, no hace falta que intervenga otra máquina en el proceso.

El requisito para enviar cualquier archivo desde el teléfono es descargar la aplicación propietaria de la impresora, que establece la comunicación entre ambos. También, es posible digitalizar documentos utilizando la cámara del celular.

Otra particularidad de estos modelos de impresoras es que al quedar vinculada a la computadora en forma inalámbrica, no es necesario que esté una al lado de la otra. Lo que puede ayudar a mejorar la estética del ambiente.

Canon PIXMA G3100. Logra unas 8.8 ppm en monocromo y 5 ppm en modo color. Un tanque negro rinde unas 6 mil páginas. $ 15.500

Aunque la mayor distinción operativa es el llamado Wi-Fi Direct. Se trata de un protocolo para la comunicación directa entre dispositivos -que opera como alternativa al Bluetooth- sin necesidad de que haya un intermediario como puede ser un router.

Uno de los principales usos del Wi-Fi Direct es el intercambio rápido de archivos a gran velocidad, ya que permite enviar documentos o fotos a la impresora, sin ningún cable que la vincule al dispositivo. La única limitación es que los dos aparatos tienen que estar próximos.

La diferencia tecnología con el Bluetooth es la velocidad, ya que WiFi Direct alcanza hasta 250 Mbps, casi diez veces más. Para establecer un enlace, en el móvil, habrá que ingresar a Wi Fi Directo y allí, buscar el nombre de la impresora, que se muestra como si fuera una conexión inalámbrica más.

Brother DCP-T510W. Logra hasta 27 ppm en negro y 10 ppm a color (modo rápido) y hasta 12 ipm en negro y 6 ipm a color. $16.770

Otra de las características que sirven para inclinar la balanza de compra para un lado o para el otro es la velocidad de impresión, utilizando como medida de unidad las páginas por minuto (ppm). Sin embargo, para maquillar cualquier merma en el rendimiento general, los fabricantes despliegan un manojo de peros para justificarse.

La primer salvedad es la complejidad del documento, la calidad predeterminada para dicha impresión (normal, borrador, alta calidad) y el tipo de papel que se utilice. Un valor adecuado para monocromo es de 8 ppm y 5 si es multicolor.

Consejos para ahorrar

-La tipografía “negrita”, o “bold”, es el estilo que más tinta derrocha. Siguiendo esta misma lógica, las tipografías light son todo lo contrario.

-No todas las fuentes consumen por igual. Una de las más conocidas es “Arial”, quizás porque es la primera que aparece. Pero también es una de las que más desperdicia.

-Las mejores alternativas son” Times New Roman”, “Calibri” o “Century Gothic”, fuentes que emplean menos tinta. Incluso, se puede utilizar Ecofont, una letra creada específicamente para ahorrar.

-Es común cometer el error de imprimir en color cuando en realidad no hacía falta. Lo indicado es configurar por defecto en blanco y negro.

-Al imprimir una versión no definitiva, no es necesario usar la máxima calidad. Los modos rápido o modo borrador, permiten economizar cartucho.

-Muchos documentos web incluyen avisos consumen páginas innecesarias. Lo recomendable es seleccionar el texto e imprimir “Selección”.

LC

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA