Oscar González de Oro furioso contra su expareja

El conductor radial luego de desayunarse una gran decepción amorosa de su última pareja, Julio Guitart, se descargó furioso en las redes sociales entre palabras hirientes y filosas. Hay dos tipos de personas: quienes sufren en silencio y quienes lo hacen público. Oscar “El Negro” González Oro está en el segundo grupo. Fiel a su estilo frontal…

Oscar González de Oro furioso contra su expareja

El conductor radial luego de desayunarse una gran decepción amorosa de su última pareja, Julio Guitart, se descargó furioso en las redes sociales entre palabras hirientes y filosas.

Hay dos tipos de personas: quienes sufren en silencio y quienes lo hacen público. Oscar “El Negro” González Oro está en el segundo grupo. Fiel a su estilo frontal y sin medias tintas, el conductor radial luego de desayunarse una gran decepción amorosa de su última pareja, Julio Guitart, se descargó furioso en las redes sociales entre palabras hirientes y filosas, detalla el portal de Exitoína

“A quien corresponda: este soy yo”, comenzó el periodista al pie de una foto con cara seria y enojado y continuó en un descargo lapidario: “Hay dos cosas que no se pueden hacer si estás conmigo. A) Asustarte y salir corriendo porque los medios hablen de nosotros, huir por una foto en las páginas de espectáculos o por un informe en la tele. Cuando te acercaste a mí o me buscaste sabías quien era. Sino tal vez no lo hubieses hecho. B) Usarme para llegar a lugares a los que jamás hubieses llegado porque no tenés talento alguno”.

Como por si aún no había quedado claro su enojo, la figura radial añadió: “Querer ser famoso se te va a notar y obvio que el primero en darse cuenta voy a ser yo. Estas dos cosas me lastiman. Pero no puedo ni quiero dejar de ser el Negrito Oro. Quiero ser querido por mi gente como lo soy gracias a Dios. No quiero cambiar ni de profesión ni cosas por el estilo. Quiero ser el que soy desde hace muchos años. Soy feliz así. No voy a cambiar nada para ser amado. Que se ponga el sayo a quien le quede bien”.