Diego Maradona cumplió con su palabra, duró menos de tres meses y se fue de Gimnasia

Esta historia se trata de Dieguitos y Mafaldas, aunque hay otra canción de Joaquín Sabina que encaja a la perfección para describir la relación entre Maradona y Gimnasia. No fueron 19 días y 500 noches, tan sólo 72 días. En definitiva, “duró lo que duran dos peces de hielo en güisqui on the rocks”, a…

Diego Maradona cumplió con su palabra, duró menos de tres meses y se fue de Gimnasia

Esta historia se trata de Dieguitos y Mafaldas, aunque hay otra canción de Joaquín Sabina que encaja a la perfección para describir la relación entre Maradona y Gimnasia. No fueron 19 días y 500 noches, tan sólo 72 días. En definitiva, “duró lo que duran dos peces de hielo en güisqui on the rocks”, a decir del intérprete andaluz.

Sí, Diego tuvo mucho de aquella niña idealista que pergeñó el notable Quino. Soñaba con la utopía de salvar al Lobo del descenso y no le importó la calidad del plantel, ni la tabla de posiciones, mucho menos la de los promedios. A bordo de un entusiasmo juvenil, aceptó el desafío de dirigir al equipo el jueves 5 de septiembre. A pesar de sus problemas físicos, recién operado de una rodilla, revolucionó esas diagonales en las que siempre se destacó Estudiantes.

Compromiso. Maradona llegó con Pellegrino y con el presidente que lo trajo se fue de Gimnasia.

Había llegado a La Plata de la mano de Gabriel Pellegrino. Y con el presidente saliente se irá. Los jugadores intentaron convencerlo el lunes. También, Sebastián Méndez, el Gallego, su principal colaborador. Lloró Maradona. Lo hicieron dudar. No obstante, pesó la promesa que había hecho apenas cerró el trato en su casa de Bella Vista. “Con vos llegué, con vos me voy”, le dijo al dirigente. Fue coherente con la decisión que tomó hace 24 años, cuando dejó Racing después de la derrota de Juan De Stéfano en las urnas. Luis Otero se impuso en los comicios internos y Diego, que tenía previsto jugar con la celeste y blanca de Avellaneda, terminó pegando un portazo junto a Carlos Fren.

Mirá también

El domingo a las 19.40, contra Arsenal, Mariano Messera y Leandro Martini estarán en el banco. En tanto, a través de un comunicado en su cuenta de Instagram, Diego explicó las razones de su salida:

Las palabras de Maradona en Instagram.

“Quería comunicarles a todos que renuncio a mi cargo de director técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata. Tomo esta decisión con todo el dolor del alma, porque el presidente Gabriel Pellegrino no va a presentarse en las próximas elecciones. Sinceramente me sorprendió que no lo haga. Conversé con él, y luego de escucharlo, tengo que dar un paso al costado. Yo sentí que todos juntos, los empleados del club, mi cuerpo técnico, los médicos, utileros, dirigentes, la gente, y sobre todo estos jugadores, que dejaron la piel en cada partido, estábamos encontrando el camino para que Gimnasia se quede en Primera. Este era el momento de continuar con el proyecto, de buscar los refuerzos necesarios. Por eso mantuvimos la ilusión hasta último momento, porque en cada charla que teníamos con el presi, coincidíamos en que hubiese unidad, para buscar todos juntos el objetivo soñado. Pero lamentablemente no pudo ser. Desconozco el por qué. Ojalá que al que le toque conducir al club, pueda continuar con el trabajo que comenzamos, y logre mantener a Gimnasia en donde merece estar. Sepan que NUNCA voy a olvidar ese primer entrenamiento, cuando volví a entrar a una cancha del fútbol argentino. Les deseo lo mejor, de corazón. Vamos LOBO!!!”.

Maradona pidió “unidad”, al mejor estilo de Juan Román Riquelme en Boca, pero los dos candidatos a suceder a Pellegrino hicieron una jugada que quedó a mitad de camino. Por un lado, ratificaron que llevarían adelante el acto eleccionario como marca el estatuto, el próximo sábado; y por el otro, una vez definida la nueva Comisión Directiva, se convocaba al espacio perdedor con el objetivo de trabajar en conjunto en pos de la “real unidad”, según consignaron en un parte de prensa que se distribuyó en horas del mediodía.

Ni Mariano Cowen (Gimnasia Grande) ni Salvador Robustelli (Convergencia Gimnasista) querían a Pellegrino en su lista. Cowen, abogado y escribano, había dicho que “el límite es Pellegrino”. No obstante, le ofreció la posibilidad de integrar el Departamento de Fútbol. “Me da bronca y lástima la salida de Maradona. No sabemos qué le habrán dicho. Creo que era un punto de partida para que el club levante. Yo también lo hubiese contratado”, dijo.

Poco efectivo. Con Diego en el banco, Gimnasia sumó 9 de 24 puntos disputados.

“Ahora parece que la culpa de que Maradona no siga es de las dos listas que se presentan. Nunca pudimos hablar con él, si era por nosotros, que se quede a vivir en Estancia Chica”, disparó Robustelli, empresario de la construcción.

Hay otra realidad, más allá de los códigos a los que se aferra Maradona. Aunque tuvo la última palabra, mucho pesó su entorno, que nunca quiso que agarrara el fierro caliente de Gimnasia. Sabían que era una misión muy difícil, por no decir imposible, lograr la permanencia en Primera. Y qué mejor manera que irse en la victoria. La última imagen del equipo, triunfo 3 a 0 en Mar del Plata ante Aldosivi, matizó una campaña breve pero poco efectiva: 9 puntos de 24, todos obtenidos de visitante. En el Bosque perdió los cuatro partidos que disputó (Racing, River, Unión y el clásico con Estudiantes).

Además, no saldrá en la foto del descenso, siempre y cuando no haya un milagro futbolístico, aquel que no ocurrió con Diego. Y Pellegrino, por otro lado, era el garante del pago de un salario de 100 mil dólares. ¿Quién podía asegurarle que cobraría ese dinero? Christian Bragarnik ya estaba trabajando en los refuerzos.

Atrás quedó una multitud de triperos conmovidos, algunos con tatuajes del “10” en la piel. Y con otra estrofa de Sabina dando vueltas en sus cabezas: “Así que se fue. Me dejó el corazón en los huesos y yo de rodillas”.

​La compleja interna política y un pacto que no fue suficiente

Pacto trunco. Mariano Cowen y Salvador Robustelli firmaron un comunicado conjunto post elecciones.

Gimnasia nunca pudo tener la “unidad” que pedía Diego Maradona ni siquiera cuando el astro era un sueño lejano. Fueron varios los dirigentes que trabajaron en pos de amalgamar fuerzas para las elecciones que se desarrollarán este sábado. Incluso Gabriel Pellegrino amagó con presentarse, impulsado por el boom que generó la llegada del “10” en septiembre, cuando todavía no se habían definido las listas.

El oficialismo había sufrido bajas el año pasado y en marzo. El 21 de diciembre renunció Julio Alonso, quien integraba el departamento del fútbol juvenil y estaba trabajando en el proyecto “La casa de los lobos”, como se había denominado a la pensión de Gimnasia. Alonso tenía discrepancias con Pellegrino respecto al manejo del fútbol profesional. Y ahora será parte de la lista de Gimnasia Grande, encabezada por Mariano Cowen (51 años), en carácter de vicepresidente tercero.

Tres meses más tarde, Sergio Boscariol y Diego Caputto, quienes estaban en la órbita del fútbol infantil, también pegaron un portazo. Las salidas de los dirigentes coincidió con una reunión de socios que impulsaban un consenso institucional. Entre ellos estaba el propio Pellegrino.

La rosca siguió girando en el medio de la crisis futbolística que no pudo detener Maradona y el intento de una lista única quedó trunco. Carlos Castagneto, arquero de Gimnasia entre 1982 y 1986, actualmente diputado kirchnerista, intentó acercar posiciones con Cowen. El abogado y escribano dijo que su límite era Pellegrino. Tampoco alcanzó el comunicado que firmaron un grupo de ex presidentes en octubre, entre ellos Daniel Onofri, Oscar Venturino y Héctor Delmar. Entonces, el oficialismo decidió no presentar lista.

Convergencia Gimnasista tiene como candidato a Salvador Robustelli (67). El empresario de la construcción tiene entre sus filas a Hugo Barros Schelotto. El médico, padre de los mellizos Guillermo y Gustavo, quien fue presidente en 1983, aspira a ser vocal 1°.

Ayer, Cowen y Robustelli firmaron un pacto post eleccionario para retener a Diego. No funcionó.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *