Barcelona volvió al triunfo pero sufrió otra lesión de Messi

La Pulga tiró el centro del gol de Griezmann, a los cinco minutos, pero fue reemplazado en el entretiempo. Los otros goles fueron dos bombazos: uno de Arthur para ampliar la ventaja y otro de Cazorla para el 2-1. Barcelona sigue sin recuperarse de la depresión que atraviesa desde el final de la pasada temporada…

Barcelona volvió al triunfo pero sufrió otra lesión de Messi

La Pulga tiró el centro del gol de Griezmann, a los cinco minutos, pero fue reemplazado en el entretiempo. Los otros goles fueron dos bombazos: uno de Arthur para ampliar la ventaja y otro de Cazorla para el 2-1.

Barcelona sigue sin recuperarse de la depresión que atraviesa desde el final de la pasada temporada y, ni siquiera al abrigo del Camp Nou, ofreció síntomas de mejora, aunque esta noche por lo menos sumó una victoria por 2-1 ante un discreto Villarreal. 

Y eso que pareció salir el Barça con ganas en los primeros minutos del choque, contagiado del entusiasmo de Messi en su primer partido como titular esta temporada. El 1-0 fue obra de Griezmman, que se anticipó a Peña y Gerard Moreno en el primer palo para cabecear a gol un córner ejecutado por la Pulga. Y el 2-0 llegó, al cuarto de hora, con un sensacional disparo lejano de Arthur. 

Tras una jugada fortuita con Ontiveros, Messi se acercó a la banda para ser tratado del muslo izquierdo. El 10 volvería poco después al partido pero, para entonces, los locales ya hacían bastantes minutos que transitaban indolentes por el choque, provocando los primeros silbidos del Camp Nou.

Para desgracia local, Cazorla, a un minuto del descanso, recortaría distancias con un zurdazo también desde la frontal que batía a Ter Stegen. El capitán del Villarreal a punto estuvo de empatar al inicio del segundo tiempo, pero esta vez se encontró con la respuesta del arquero alemán del Barcelona. 

A Messi ya no se le vio tras la reanudación. El rosarino fue sustituido en el descanso por Dembélé, que reapareció tras su última lesión y que se convirtió, con sus internadas por la derecha, en uno de los hombres más peligrosos de la segunda mitad.