Andrés Merlos, en la mira por una sucesión de errores decisivos en el River-Vélez

El árbitro Andrés Merlos se transformó en uno de los protagonistas del vibrante partido entre River y Vélez en el Monumental. Tuvo otra actuación para el olvido, como en la fecha anterior, cuando en el clásico rosarino no sancionó dos penales a favor de Newell’s. Este domingo no cobró dos penales para River y le…

Andrés Merlos, en la mira por una sucesión de errores decisivos en el River-Vélez

El árbitro Andrés Merlos se transformó en uno de los protagonistas del vibrante partido entre River y Vélez en el Monumental. Tuvo otra actuación para el olvido, como en la fecha anterior, cuando en el clásico rosarino no sancionó dos penales a favor de Newell’s. Este domingo no cobró dos penales para River y le dio uno que no fue. Además, dejó pasar varias infracciones y no amonestó cuando debía.

La primera protesta de los locales sucedió a los 26 minutos del primer tiempo. Lucas Hoyos salió lejos del área chica a disputar una pelota con Matías Suárez, quien llegó a tocar el balón y el arquero, sin violencia, lo chocó con un antebrazo. Una clara infracción que Merlos, aún cerca de la jugada, considero que no existió.

Mirá también

“Lo toco con el antebrazo, pero creo que yo también toco la pelota y me parece que no fue penal”, reconoció Hoyos tras la victoria. Y el arquero de Vélez agregó: “A veces pasa con los árbitro. Se equivocan para los dos lados y a nosotros también nos cobró un penal que no fue”.

Durante el desarrollo del partido, Merlos dejó pasar una fuerte falta de Ignacio Fernández sobre Galdames, que merecía amarilla. Y después no amonestó al chileno por tomar de la camiseta a Nacho. Además, dejó pasar una protesta furiosa de Suárez (tiró la pelota lejos), que también era para tarjeta.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Pero el mal desempeño del árbitro continuó con las jugadas en una de las áreas: la de Vélez. A los 7 minutos del segundo tiempo, Gastón Giménez despejó una pelota ante la marca de Julián Alvarez, pero con la punta del botín le pegó en el tobillo al jugador de River. Merlos ni se inmutó.

Los jugadores de River pidieron mano de Thiago Almada en la jugada previa que termina con el penal de Franco Armani al pibe de 18 años. El balón toca apenas en la mano del jugador, pero la jugada fue tan rápida que Merlos no llegó a advertirlo.

Y en el final, hubo otro error al sancionar con la pena máxima una pelota que le pegó en las costillas laterales, debajo de la axila izquierda, a Nicolás Domínguez, que como estaba amonestado se tuvo que ir expulsado. Después, Hoyos salvó a su equipo. Pero el que no se salvó del papelón fue Merlos.