Astral Chain: pura acción estilo Devil May Cry con arte del manga de más alto nivel

Astral Chain está llamado a ser uno de los grandes juegos de Nintendo Switch. Platinum Games quiso crear un juego repleto de acción estilo de Devil May Cry, con dibujos del artista de manga Masakazu Katsura. Con un guión original, el juego plantea una dinámica de “legiones”, armas espirituales atadas con cadenas a sus dueños,…

Astral Chain: pura acción estilo Devil May Cry con arte del manga de más alto nivel

Astral Chain está llamado a ser uno de los grandes juegos de Nintendo Switch. Platinum Games quiso crear un juego repleto de acción estilo de Devil May Cry, con dibujos del artista de manga Masakazu Katsura. Con un guión original, el juego plantea una dinámica de “legiones”, armas espirituales atadas con cadenas a sus dueños, para responder al ataque de “quimeras”. Y el resultado es otra pieza que confirma una vez más por qué la consola híbrida es una de las grandes de esta generación: sus excelentes juegos.

La historia es simple: las legiones eran originalmente quimeras, con la diferencia de que fueron capturados por los humanos para ser dominados. La unión entre el humano que lo maneja y la legión es mental, y se controla a través de una cadena: cuanto más se conocen entre sí, dueño y legión, mejor funcionan y pelean en modo cooperativo.

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Y la narrativa es muy japonesa: un cyberpunk de mechas -robots gigantes- donde todo está por irse al demonio, y un grupo de técnicos y científicos desarrollan una tecnología para contrarrestar a las quimeras

Pero a la vez, la propuesta, es innovadora: manejamos a nuestro personaje y su robot a la vez, con una combinación de comandos que lo hacen posible.

Astral Chain explota al máximo la acción y la combina con exploración. (Nintendo Switch)

Astral Chain prueba por qué Switch no necesita de gráficos hiperrealistas como una PC, Xbox One o PlayStation 4: el juego es un espectáculo visual con un trabajo artístico impresionante, que explota al máximo el modesto Tegra X1 de Switch.

En el lado del debe queda que sea un exclusivo de Nintendo y que esto juegue como un factor restrictivo para el público, además de algunas caídas en los FPS. Pero ninguno de los dos son aspectos que afecten a la jugabilidad de esta gran entrega. 

Acá, la reseña del juego, que probó ​Clarín. 

Entrando a la legión: un mundo en crisis

El juego arranca con una tremenda secuencia de acción, donde manejamos a nuestro personaje -personalizable- a bordo de una moto para introducirnos en la temática. Y la historia nos deposita en una suerte de reducto -El Arca- que resiste el ataque astral de unas criaturas que aparecen desde otra dimensión, llamadas quimeras, que quieren desterrar a la humanidad.

La escena que abre el juego es a pura acción. (Nintendo Switch)

Nuestro protagonista forma parte de Neurón, un grupo de élite integrado por científicos y policías. Las fuerzas de seguridad manejan a las legiones, que no son más que quimeras que que los humanos lograron capturar y dominar: son la piedra angular del juego sobre la que se desarrolla toda la trama.

Para entender el ecosistema de Astral Chain hay que mirar un poco la supervisión de Hideki Kamiya en el juego, creador de Devil May Cry y Bayonetta. El juego tiene sistemas similares, pero innova con la idea de estas bestias mecánicas.

Y la historia es un poco más profunda, sin ser del todo compleja.

El ambiente tecno que reina en El Arca . (Nintendo Switch)

Mirá también

Jugabilidad: acción con narración y elementos RPG

A diferencia de los clásicos hack and slash, Astral Chain promueve la exploración. No se trata de una batalla tras otra, sino de un juego de acción con elementos de investigación. Durante el juego podemos hablar con personajes y resolver misiones secundarias. En rigor, el área del juego no es demasiado grande, pero se justifica narrativamente: se trata de una zona protegida de los ataques en el resto del mundo.

Astral Chain. (Nintendo Switch)

La jugabilidad está supeditada al uso de nuestras legiones en combate, y la dinámica es introducida apenas arranca el juego. Hay 4 tipos de legiones: espada, arco y flecha, bestia, brazo y hacha, cada uno con sus estilos de pelea. Para investigar se aplica un sistema llamado IRIS, que resalta puntos de interés y elementos importantes para las misiones.

Para pensar en un paralelismo, tiene algo de similitud con el sistema de la saga Arkham de Batman a la hora de examinar un cuerpo o una escena de crimen, aunque muchísimo más guiado: por momentos, el sistema IRIS facilita demasiado las cosas, dejando poco margen para la exploración real.

Astral Chain. (Nintnedo Switch)

Fuera de eso, tenemos un mundo por conocer donde la base es la estación de policía, lugar donde se pueden obtener mejoras para las armas, comprar medicinas y elixires.

La historia del juego está dividida en capítulos, a través de misiones que nos dan un puntaje según cómo las completemos, por lo cual se pueden rejugar en función de mejorar las métricas de nuestra performance.

Ahora bien, lo más importante: las batallas. La dinámica con las cadenas es realmente original y da como resultado un juego dinámico que permite un abanico de posibilidades en cuanto a la forma de abordar un enemigo que, si bien es tremendamente frenético por momentos, se logra entender a la perfección.

Astral Chain. (Nintendo Switch)

El uso de la legión pende de un medidor que controla la cantidad de tiempo que podemos tenerla activa, además del daño que recibe: el desafío es lograr un combate armonizado entre nuestro personaje y la legión. Si bien los controles son relativamente intuitivos, dominar el arte del combate mediante las cadenas no es fácil y demanda práctica.

Como todo juego con elementos RPG, nuestro personaje puede desbloquear nuevas habilidades y mejorar formas de combate a medida que se progresa.

Una buena idea fue incluir la posibilidad de manejar al personaje principal con un control y a la legión con otro, en un modo cooperativo local que funciona bien para lo complejo que podría llegar a sonar.

Mirá también

Gráficos y música

El trabajo artístico de Astral Chain es uno de los aspectos más trabajados por Platinum Games. Y, probablemente, lo que los que no tienen Switch más envidian.

La variedad de enemigos que tiene el juego ayuda a un despliegue gráfico que le saca punta a las capacidades de procesamiento de la consola, tanto en modo portátil como “dockeado”.

Técnicamente, se trata de un cell-shaded que no pierde el aspecto más “cartoon”, pero con un trabajo muy cuidado en cuanto a lo gráfico.

Astral Chain. (Nintendo Switch)

Los mechas despliegan todo su esplendor en los escenarios, y el aspecto astral que tienen los enemigos y las cadenas con las que controlamos a los personajes brillan por la espectacularidad de los gráficos.

Un aspecto negativo que hizo ruido en redes sociales fue el hecho de que el juego corra a 30 FPS y, si bien por momentos se perciben algunas caídas de cuadros, el rendimiento general del juego es bueno y no se resiente.

La banda sonora cumple en tónica japonesa: está trabajada y sincronizada con lo que ocurre en el juego.

Conclusiones

Con un promedio de 20-30 horas de historia, Astral Chain cumple con casi todos los aspectos que se propone. Es un juego de acción con un buen sistema de combate, anclado en una premisa original: la de las legiones.

La acción no es frenética e incomprensible -problema que pueden presentar este tipo de juegos-, sino más bien lo contrario. Y los elementos de exploración que se van desbloqueando a través de las misiones abren la puerta a conocer más del mundo que nos rodea y los peligros que se corren.

Astral Chain. (Nintnedo Switch)

Como contra, algunos usuarios registraron caídas en los FPS, que de por sí nunca pasan los 30. Nosotros no detectamos nada que complique la jugabilidad, aunque también se nota que no corre a 60. Por otro lado, el sistema IRIS, como dijimos, a veces simplifica mucho los puzzles o los problemas a resolver. 

Sin embargo, Astral Chain es una bocanada de aire fresco para los fanáticos de los juegos de acción. Un título que no tardará mucho en aparecer en las ya conocidas listas de imprescindibles de Nintendo Switch.

Astral Chain. (Nintendo Switch)