Frigerio abre la puerta para compensar a los Gobernadores después del reclamo en la Corte

Prometió revisar el impacto en cada provincia, aunque aclaran que Macri no dará marcha atrás con las medidas. Rogelio Frigerio abrió la puerta para que haya algún tipo de compensación a las provincias después de que 14 gobernadores presentaran reclamos ante la Corte Suprema contra las medidas de “alivio” dictadas por Mauricio Macri tras su…

Frigerio abre la puerta para compensar a los Gobernadores después del reclamo en la Corte

Prometió revisar el impacto en cada provincia, aunque aclaran que Macri no dará marcha atrás con las medidas.

Rogelio Frigerio abrió la puerta para que haya algún tipo de compensación a las provincias después de que 14 gobernadores presentaran reclamos ante la Corte Suprema contra las medidas de “alivio” dictadas por Mauricio Macri tras su derrota en las primarias.

Como contó LPO, los gobernadores buscan dar vuelta la decisión del Gobierno de sacar el IVA a algunos productos de la canasta y subir del piso de Ganancias, dos medidas que repercutirán directamente en menos ingresos por coparticipación, y por eso acudieron a la Corte que podría demorarse en resolver el reclamo ya que entraría así en los tiempos de la Justicia.

El diálogo de la mayoría de los gobernadores de la oposición entró así en cortocircuito con la Casa Rosada, mientras Frigerio maniobra para recomponerlo. “Si surgen problemas en las finanzas de las provincias los resolveremos trabajando y dialogando juntos como lo venimos haciendo desde hace casi 4 años”, lanzó el ministro en Mendoza, antes de inaugurar obras con Alfredo Cornejo y el candidato a sucederlo, Rodis Suáez.

Fuentes cercanas al ministro aseguraron a LPO que no están analizando “revisar” las medidas que tomó Macri porque las consideran necesarias en este contexto de crisis, aunque buscarán sentarse con los ministros de Economía de cada provincia para revisar los números netos del costo fiscal en cada caso.

La Corte podría demorarse en resolver el reclamo de los gobernadores

La idea es beneficiar a las provincias que realmente se vean perjudicadas por esta decisión. “No todas las situaciones son iguales, así que no habrá una medida uniforme. Queremos sentarnos una por una. La gran mayoría tiene holgura fiscal, pero algunas no”, explican cerca de Frigerio y buscan remarcar que las medidas “no tienen un impacto fiscal importante”.

“El Presidente tomó medidas de emergencia y por razones de urgencia no tuvieron tiempo de consensuarlas con todo el arco opositor. Si estas medidas tienen finalmente un impacto tal en las finanzas que ponen en riesgo el cumplimiento de las obligaciones indelegables de las provincias y municipios, nos vamos a sentar con todos, como lo hemos hecho siempre, a tratar de encontrar una solución”, prometió.

“Nosotros estamos siembre abiertos al diálogo. Lo mismo pasó con la devolución del 15% en materia de coparticipación: la mayoría de las provincias no hizo juicio cuando el gobierno anterior les sacó decenas de miles de millones de pesos durante 7 años, pero igualmente eMacri les devolvió esos fondos ni bien arrancó su mandato”, dijo Frigerio.

También aseguró que el gobierno de Macri será recordado como “el más federal de la historia”. “No desde la retórica o el discurso vacío, sino en función de hechos concretos. Fue el período en donde las provincias tuvieron más participación sobre el total de recursos federales, donde hubo más diálogo entre el presidente y los gobernadores e intendentes. Y donde se terminó, esperemos que para siempre, el vínculo del látigo y la chequera que existía en el pasado”, sostuvo el ministro que se encargó en los últimos años de llevar adelante el diálogo con los gobernadores.

Por eso aclaró que los programas no se bajan sólo donde gobierna alguien que forme parte de su espacio político. “Ese diálogo, que existió siempre, esa responsabilidad y colaboración para lograr construir gobernabilidad y aprobar leyes vitales que encontramos siempre en la mayoría de los gobernadores, hoy hace más falta que nunca. Se viven tiempos difíciles y de gran incertidumbre y angustia para muchos argentinos. No son momentos para repartir culpas ni para discursos altisonantes o agraviantes. Son tiempos para llevar calma a los hogares y para que los que tenemos responsabilidades como dirigentes políticos o funcionarios estemos a la altura de las circunstancias”.