Razones y consecuencias del despido de Damián Steiner, el umpire argentino que dirigió la final de Wimbledon

Damián Steiner, el umpire argentino en Wimbledon que fue despedido por la ATP Fuente: LA NACION El 14 de julio pasado, Damián Steiner, alcanzó, probablemente, la cima a la que un árbitro de tenis puede aspirar: dirigir una final de Grand Slam, mucho más si es Wimbledon, y en la definición compiten dos leyendas como…

Razones y consecuencias del despido de Damián Steiner, el umpire argentino que dirigió la final de Wimbledon

Damián Steiner, el umpire argentino en Wimbledon que fue despedido por la ATP Fuente: LA NACION

El 14 de julio pasado,
Damián Steiner, alcanzó, probablemente, la cima a la que un
árbitro de tenis puede aspirar: dirigir una final de Grand Slam, mucho más si es Wimbledon, y en la definición compiten dos leyendas como Roger Federer y Novak Djokovic. El umpire argentino con extensa experiencia en el circuito, de categoría Gold Badge (chapa de oro) y recibido de juez internacional en 1996, fue ponderado por el mundo del tenis por su tarea en aquella victoria de Nole en el All England. Sin embargo, poco más de un mes después, fue
despedido por la ATP, oficialmente, por brindar “múltiples” entrevistas a medios periodísticos argentinos sin estar autorizado. Según la Asociación de Tenistas Profesionales, el umpire de 44 años
violó el protocolo del circuito que establece que todo empleado de la gira debe abstenerse “discutir incidentes o partidos, jugadores, otros funcionarios o reglas, con el fin de mantener la imparcialidad”. Más allá de eso, la decisión parece sumamente desmedida y el mundo de las raquetas se sorprendió por lo ocurrido.

El Código de Conducta de los Oficiales, destinado a los árbitros que trabajan en eventos de Grand Slam, ATP, WTA e ITF (Federación Internacional de Tenis), indica, en el punto 13, que los “funcionarios no deben participar en ninguna entrevista con medios o reuniones con periodistas a partir del cual se pueden imprimir o transmitir sus declaraciones relacionadas con el arbitraje de tenis, sin la aprobación del Supervisor/Árbitro”. Ello, Steiner, lo tenía muy claro. De hecho, era usual que el umpire rechazara amablemente pedidos de entrevistas durante los distintos torneos. Por eso muchos se sorprendieron por las distintas notas que brindó luego de la final de Wimbledon. El árbitro nacido en Villa Crespo sabía que estaba, de cierta manera, infringiendo las reglas, pero lo que no se conoce aun es si lo hizo sin sospechar que la ATP podía romperle el vínculo o si actuó así, en parte, porque para 2020 estaba evaluando tomar otro camino en el arbitraje, sin viajar tanto y cimentándose en una función más de supervisor, como comentó en algunas de las entrevistas que dio.
LA NACION se contactó con Steiner, pero el árbitro comunicó que todavía no quiere hacer declaraciones.

Quienes tampoco emitirán opinión, por el momento, son los dirigentes de la Asociación Argentina de Tenis. Desde el departamento de prensa le comunicaron a
LA NACION que el presidente de la AAT, Agustín Calleri, se contactó con Steiner para conocer un poco más sobre la situación. Steiner, vale recordar, asumió el 1 de enero de este año como director del Departamento Nacional de Arbitraje. “Damián es un lujo que podemos darnos y estamos felices de que se haya sumado a nuestro equipo”, expresó en su momento Calleri. La decisión de la ATP no altera, por ahora, la función de Steiner en el área destinada en la AAT.

En Flushing Meadows, donde se juega el último Grand Slam del año, los distintos protagonistas coincidieron en que una advertencia podría haber sido suficiente castigo para el argentino. Muchos recordaron el caso del árbitro sueco Mohamed Lahyani, que recibió una suspensión para dos torneos después del incidente que protagonizó en el US Open 2018, cuando se bajó de su silla para animar al australiano Nick Kyrgios. La ATP, el organismo que rige el circuito masculino, indicó que Lahyani no podría dirigir en Pekín y Shanghai. “Sus acciones comprometieron la imparcialidad que se le requiere a un árbitro. Volverá a trabajar en octubre en el torneo de Estocolmo”, indicó la ATP, en septiembre pasado, luego de investigar el caso. En comparación, el castigo a Steiner (el primer argentino en dirigir una final individual de Grand Slam) parece muy exagerado, como si hubiera un trasfondo mayor.

Damián Steiner es un árbitro justo y correcto reconocido por todos los jugadores del circuito , espero que todos los que sabemos lo apoyemos Damián Steiner is a fair and correct referee , recognized by all the players on the circuit , I hope that we all support him&- Carlos Berlocq (@charlyberlocq)
August 27, 2019

Steiner, que era empleado “full time” de la ATP, no perderá su jerarquía arbitral y podrá seguir trabajando en torneos que estén bajo el ala de la ITF, WTA e, inclusive, ATP, siempre y cuando esta asociación lo solicite. Lo que ya no podrá seguir haciendo es designar a los árbitros para los Challengers y los ATP de América del Sur, como lo hacía hasta su desvinculación.

Según publicó el diario estadounidense The New York Times, la investigación de la ATP citó algunas entrevistas en las que Steiner “recomendó cambios en las reglas” y también “dijo que creía que Federer iba a ganar el título de Wimbledon cuando tuvo los dos match-points en el quinto set de la final contra Djokovic”, algo inaceptable. Asimismo, como parte de su contrato con los Grand Slam, la ATP tiene el derecho de nombrar a tres jueces de silla para el torneo, y después de despedir a Steiner, en el US Open fue reemplazado por un umpire francés, Renaud Lichtenstein.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.