Kiwibot: el robot que hace delivery en California y que manejan desde Colombia a 2 dólares la hora

Un Kiwibot 26 de agosto de 2019  • 12:47 Kiwibot es un robot para envíos a domicilio: al recibir un pedido online un negocio (de comida rápida, por ejemplo) carga un pedido en su baúl, y el dispositivo usa sus cuatro ruedas, GPS y sensores varios para circular por las veredas de Berkeley, en California…

Kiwibot: el robot que hace delivery en California y que manejan desde Colombia a 2 dólares la hora

Un Kiwibot
26 de agosto de 2019  • 12:47

Kiwibot es un
robot para envíos a domicilio: al recibir un pedido online un negocio (de comida rápida, por ejemplo) carga un pedido en su baúl, y el dispositivo usa sus cuatro ruedas, GPS y sensores varios para circular por las veredas de Berkeley, en California y llevar la comida a destino. Sus creadores, que lo pusieron en marcha en mayo último, lo proponen como una alternativa a los servicios de envíos tradicionales tipo Glovo o Rappi.

Pero detrás de la sofisticada tecnología para lograr que este pequeño vehículo circule por las veredas de la ciudad sin chocarse con nada, que cruce calles y llegue a destino con su carga intacta había, en teoría, una tecnología para lograr que el pequeño vehículo circule en forma autónoma por la ciudad. Por ahora, no obstante, hay algo mucho más pedestre: operarios que lo manejan a distancia, desde Colombia, por dos dólares la hora, enviándole correcciones a su trayecto cada cinco segundos,
tal como cuenta el San Francisco Chronible al relatar la presencia de estos cuarenta robots por la universidad de Berkeley y zonas aledañas.


La tecnología del Kiwibot

Kiwibot (una empresa fundada por dos colombianos) dice que los operarios humanos están disponibles para asistir a los vehículos mientras el sistema sigue “aprendiendo” a sortear obstáculos,
aunque en su sitio no menciona esto (y habla de un sistema autónomo). El de Kiwibot se suma a los varios ejemplos de sistemas inteligentes que en teoría funciona en base a algoritmos
pero que en la realidad depende del buen ojo de un humano.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.