WhatsApp endurece las reglas de sus grupos para evitar el reenvío masivo de mensajes políticos en la campaña

La difusión de noticias falsas combinadas con la campaña sucia prometen ser uno de los componentes de la carrera electoral, modelo 2019, en la Argentina. Además de Facebook, Twitter e Instagram, el debate sobre la cosa pública (res publica) y esas prácticas non sanctas de la política tendrá un escenario preponderante: WhatsApp, la aplicación que…

WhatsApp endurece las reglas de sus grupos para evitar el reenvío masivo de mensajes políticos en la campaña

La difusión de noticias falsas combinadas con la campaña sucia prometen ser uno de los componentes de la carrera electoral, modelo 2019, en la Argentina. Además de Facebook, Twitter e Instagram, el debate sobre la cosa pública (res publica) y esas prácticas non sanctas de la política tendrá un escenario preponderante: WhatsApp, la aplicación que a diario usan millones de votantes.

La combinación de ser gratuito, simple, confiable, que no gasta datos y, sobre todo, privado convierte al mensajero en la vía de comunicación favorita del electorado nacional. Los partidos y candidatos lo saben. WhatsApp también.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Por esa razón, la empresa anunció que en las próximas semanas endurecerá las reglas de los grupos, mientras se prepara para el bloqueo masivo de miles de cuentas cuyo único fin es el spam político.

A partir de ahora, ningún usuario podrá ser agregado a grupos de WhatsApp sin un consentimiento previo. La nueva herramienta se llama “permisos de grupos” y su objetivo es dar mayor control a los usuarios sobre quién puede agregarlos a un espacio de chat.

Según adelantó la plataforma, habrá tres opciones:

Todos sin permiso: es decir que el usuario puede ser sumado a cualquier grupo.

Solo mis contacto: es decir que el usuario puede ser agregado a un grupo sólo si quién lo invita figura entre sus contacto, dejando de lado los número desconocidos.

Nadie: prohíbe cualquier tipo de invitación a grupos.

Esa característica fue usada en las últimas elecciones de la India ─donde WhatsApp ha enfrentado serios problemas a raíz de la viralización de noticias falsas─ donde el feed back fue positivo. Ahora es el turno de la Argentina.

Para las elecciones 2019, WhatsApp se propone combatir el envío de mensajes masivos y los comportamientos automatizados con una combinación de inteligencia artificial, sistema de detección automáticos, campañas públicas de educación para ayudar a los usuarios a entender el peligro de la propagación de noticias falsas y también en un trabajo en conjunto con la Cámara Nacional Electoral, en el bloqueo de cuentas que violen las políticas de la compañía.

En el Gobierno saben que el rol de WhatsApp en estas elecciones es clave. Así lo puso en palabras el jefe de Gabinete, Marcos Peña: “¿Hoy quién llama por teléfono? Hoy nos pasamos cuatro meses al año mirando la pantalla del celular. El 90% de la gente usa WhatsApp; 80%, Facebook y el 70%, instagram“.

Marcos Peña considera WhatsApp como una herramiento de campaña.

Mudar la campaña a los celulares de los votantes es la consigna. En una reunión ante dirigentes de Cambiemos (ahora devenido en Juntos por el Cambio), Peña explicó cómo planifican la campaña. “Hacé 10 contactos. Convencé a 10 de acá a octubre. Hay que darles información sin que te puteen. Mandar lo justo y necesario para que no se cansen y saturen”, dijo.

Por esa razón, se especuló con que el Gobierno iba a contratar los servicios de la API WhatsApp Business para llegar a más votantes. Sin embargo, desde WhatsApp rechazaron esas versiones y aclararon que la compañía no tiene vínculo con partidos políticos de ningún tipo y que esta aplicación especial está pensada para pequeñas y medianas empresas que lo usan para estar en contacto con clientes que voluntariamente eligen sus productos o servicios.

Mirá también

¿Alcanza con poner restricciones en los grupos? No, pero es un avance. Otra de las decisiones que tomó la plataforma es limitar el reenvió de contenido. En las últimas elecciones de Brasil, donde triunfó Jair Bolsonaro y hubo decena de denuncias en torno a la propagación de noticias falsas, el límite en el reenvío de mensajes era 20.

Ahora, en las elecciones Argentina este techo bajó. Solo se podrán reenviar mensajes a un máximo de 5. “Esta modificación redujo en 25% el numero de reenvíos a nivel global. Es decir, mil millones de mensajes menos por día. WhatsApp es una de las compañías que está limitando las posibilidades de compartir”, explicó Victoria Grand, VP Policy & Communications de WhatsApp.

Es más, en la compañía analizan que cuando un mensaje sean reenviado por segunda vez solo pueda hacerse a un único contacto, restringiendo aún más la circulación de potenciales mensaje abusivos.

Victoria Grand, VP Policy & Communications de WhatsApp, explica los cambios en el control de los grupos.

En campaña electoral, el bloqueo de cuentas es otro de los anticuerpos de la plataforma para evitar al campaña sucia. Se calcula que por mes se dan de baja 2 millones de cuentas, de un total de 1500 millones de usuarios activos. Más del 75% de ellas, son bloqueadas de manera automática sin reportes o denuncias de usuarios, mientras que un 20% son directamente eliminadas al registrarse.

¿Cómo logra WhatsApp, siendo una red encriptada, bloquear cuentas al no tener acceso a que difunden los usuarios? “En un sistema encriptado con la privacidad como estrella norte no podemos ver el contenido, por eso nuestros esfuerzos se enfocan en prevenir el abuso y cambiar el comportamiento de nuestros usuarios”, explica Grand.

Prohibimos el envío de mensajes automatizados y masivos y tenemos sistemas de Inteligencia Artificial que observan patrones de comportamiento para detectar abusos”, sigue. El sistema, entonces, aprende acerca del comportamiento de los usuarios y define patrones que considera normales para cada uno.

Así, se mide cuántos mensajes mandan cada hora, día, a qué velocidad lo hacen, en qué horas, detecta si hay reciprocidad entre el que manda y el que recibe. Cuando se detecta un patrón fuera de lo normal, esa cuenta es bloqueada.

“Es casi seguro que una cuenta que se registró cinco minutos antes de intentar enviar 100 mensajes en 15 segundos esté involucrada en abuso, al igual que una cuenta que intenta crear rápidamente docentes de grupos y agregar miles de usuarios a una serie de grupos inexistentes. Bloqueamos estas cuentas de forma inmediata y automática”, explica en WhatsApp.

El uso de WhatsApp en la campaña de Jair Bolsonaro generó polémica. (EFE)

En las elecciones en Brasil, el año pasado, en las última semanas de campaña electoral se bloquearon más de 400 mil cuentas. ¿Qué número será en la Argentina? La carrera presidencial responderá esa pregunta.

El paquete de medidas de WhatsApp para blindarse en las elecciones 2019 se combina con la intimación judicial a empresas que tienen anuncios online promocionando el envío masivo de mensajes y también el bloqueo de aplicaciones falsas que imitan el formato del mensajero. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *