Golden State quedó a un triunfo de la final del Oeste: la lesión de Durant, la aparición de Curry y el homenaje de Kerr a Klopp

Golden State Warriors sacó de la galera un triunfo muy importante en su serie ante Houston Rockets, por las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA. Un doble de Klay Thompson a falta de cuatro segundos aseguró la victoria por 104-99 para adelantarse por 3-2. Y, aunque Stephen Curry volvió a brillar, los Warriors…

Golden State quedó a un triunfo de la final del Oeste: la lesión de Durant, la aparición de Curry y el homenaje de Kerr a Klopp

Golden State Warriors sacó de la galera un triunfo muy importante en su serie ante Houston Rockets, por las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA. Un doble de Klay Thompson a falta de cuatro segundos aseguró la victoria por 104-99 para adelantarse por 3-2. Y, aunque Stephen Curry volvió a brillar, los Warriors se fueron con dolor de cabeza por la lesión de Kevin Durant.

A falta de 2 minutos para el cierre del tercer período, Durant se elevó y anotó un doble para poner 68-65 a su equipo. Sin embargo, al caer se lesionó la pierna derecha y debió abandonar el partido. Llevaba 22 puntos, otra vez la figura de un equipo que venía sufriendo el bajón de Curry.

“Obviamente, lo lamentamos mucho por él. Estamos emocionados por el triunfo, pero estamos preocupados por Kevin. Veremos cuál es el resultado mañana (este jueves)”, dijo Steve Kerr, entrenador de los Warriors.

Mirá también

El alero se someterá a estudios en su pierna izquierda. A priori, el personal de Golden State descartó una lesión en el tendón de Aquiles, por lo que se podría tratar de una molestia muscular en el gemelo.

Kevin Durant sale de la cancha con una lesión durante el quinto juego de semifinales por la Conferencia Oeste de la NBA. (EFE)

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

A pesar de la salida de su valor más alto en estos Playoffs, los Warriors se recompusieron de ese golpe y mantuvieron una ventaja que estuvo en riesgo hasta el final. En esa defensa, mucho le debió a Curry.

“Cuando Kevin salió, Stephen tomó otra mentalidad. Cuando aún no habíamos incorporado a Durant, él se echaba el equipo al hombro. Ya no tiene que hacerlo. Pero es capaz de echárselo al hombro cuando es necesario, y hoy fue necesario en el último cuarto”, lo elogió Kerr. En los juegos pasados, el base no estuvo a su nivel habitual, tal vez por la lesión que sufrió en un dedo.

Curry, que hasta la mitad del tercer período apenas había sumado cinco puntos, anotó 20 unidades en los últimos 18 minutos. Doce de esos tantos llegaron en la etapa final, que empezó igualada en 72.

Un triple y un doble del base, con poco menos de 9 minutos para el cierre, le permitieron ponerse 82-79 a los Warriors. Los Rockets, que padecieron la sequía de James Harden en el último cuarto (metió apenas 5 de sus 31 tantos), ya no pudieron quedar por delante en el resultado, aunque lo intentaron y llegaron a empatar.

Mirá también

El suspenso recién se cortó con 4 segundos en el reloj, con un lay-up de Thompson (terminó con 27 puntos), en una jugada en que el visitante casi recuperó la pelota para intentar el milagro de la igualdad.

“Pasaron por tantas de estas situaciones, atravesaron tantas veces estas batallas… Estos chicos tienen agallas”, felicitó Kerr a sus jugadores. Y se despachó con un recuerdo de la agónica clasificación de Liverpool a la final de la Champions League.

“No soy un gran seguidor del fútbol, pero ayer, después de una de las grandes victorias en la historia del deporte, Jurgen Klopp dijo: ‘Nuestros chicos son unos malditos gigantes’. Eso es lo que dijo. Sé cómo se siente… Perdón mamá, pero estos chicos son unos malditos gigantes. Esta victoria fue increíble”, sostuvo el entrenador, entre las risas de algunos periodistas.

El próximo encuentro, el sexto de la serie, se disputará el viernes en Houston. Habrá que ver si Durant puede estar disponible, aunque Thompson dejó una cuota de pesimismo: “Esperamos que esté con nosotros, pero no estoy seguro de que juegue”.

En caso de ser necesario, se volverían a enfrentar en el Oracle Arena, el domingo.