PabloÁvila: “El club no está bien y aún no sumamos ningún refuerzo”

El entrenador del “albo”, se mostró dolido por la dura derrota en el clásico ante Sarmiento y por la situación delicada de la entidad Pablo Ávila, entrenador de Central Argentino, se mostró con mucha bronca por la dura derrota en el clásico ante Sarmiento, en el inicio de la Copa Santiago del Estero. No solo…

PabloÁvila: “El club no está bien y aún no sumamos ningún refuerzo”

El entrenador del “albo”, se mostró dolido por la dura derrota en el clásico ante Sarmiento y por la situación delicada de la entidad

Pablo Ávila, entrenador de Central Argentino, se mostró con mucha bronca por la dura derrota en el clásico ante Sarmiento, en el inicio de la Copa Santiago del Estero.


No solo la caída ante el clásico rival dejó molesto al técnico, si no también fue muy crítico por la situación actual de la entidad ya que se pidieron refuerzos y aún la dirigencia no cumplió.


“Sabíamos que no llegábamos del todo bien al clásico, por algunas ausencias ya que muchos jugadores se fueron. Hemos pedido refuerzos y aún no llegaron. La idea era darle ritmo y tranquilidad al ataque nuestro, pero no hicimos nada de ello en el primer tiempo. Aunque a la vez, éramos conscientes que Sarmiento no venía con ritmo de partido, le iba a costar en el complemento y así fue. Pero nosotros no jugamos nada bien y solo llegamos con pelotas paradas. Son cosas que nos quedan para corregir. Duele perder así, el segundo gol fue de una contra ya que estuvimos jugados en ataque. La actitud rescato en el segundo tiempo”.


Sobre la importancia que tendrán los refuerzos si es que llegan al “albo”, Ávila, comentó: “Necesitamos volantes por afuera y de creación, lo sabe la dirigencia. Se acoplarán a los chicos del club, que siguen creciendo y varios de ellos, entraron bien al clásico. Es un torneo en el que tenemos que estar bien preparados, Sarmiento incorporó jugadores de jerarquía, nosotros no y eso se notó en la cancha. Del plantel que teníamos del Regional, se fueron seis o siete y no tienen reemplazantes todavía. Veníamos con la idea de hacer un buen partido y no se dio”.

Luego, le apuntó a la comisión directiva.


“Si queremos ganar algo y clasificar al Regional, se necesitan jugadores. Como ya lo dije, la dirigencia sabe esto, si no esto va a ser muy difícil. Las cosas tienen que cambiar y mucho. Si no, sería una lástima que sigamos así institucionalmente, el club está mal y es feo porque es un grande. Pero esto ya viene del año pasado y ojalá que cambie todo. A los problemas los tenemos hace cuatro o cinco meses y no se soluciona. Decir que puede cambiar, uno no sabe. Con respecto a los jugadores, creo que la comisión debe hacer un esfuerzo y conseguirlos. Sin desmerecer al trabajo que hacen los chicos, sabemos que el campeonato demanda eso, de tener grandes futbolistas si queremos ganar algo. Pero si la idea es solo jugar, tendremos que acostumbrarnos. No es mi estilo, yo quiero ganar siempre”.

Por último, habló de sus sensaciones de enfrentar nuevamente a su hijo Lucas.“Estoy acostumbrado, lo enfrenté nuevamente a mi hijo. En los primeros partidos era algo raro, pero ahora es diferente. El hace su trabajo y muchos me preguntan del porqué no viene a jugar de mi equipo. Pero él es libre de decidir a donde quiere estar, él se siente cómodo en Sarmiento, lo respeto y es su trabajo, pese a que aún tiene 18 años. Es un chico que se comporta bien, se entrena siempre. Si no le toca estar en el banco, sigue trabajando. Tampoco hay que exigirle, la realidad es esta, Sarmiento está mejor que Central Argentino en lo institucional. El que quiera venir a remarla, bienvenido sea, todos saben que Central está muy mal”.