Boca, una máquina

El Footbonaut es la innovadora máquina que quiere Boca. Daniel Angelici reveló que está evaluando comprar un sofisticado aparato de entrenamiento, del que sólo hay tres en el mundo. Conocelo. Luego de más de 20 días por Europa, Daniel Angelici regresó al país en la previa de la final de la Supercopa Argentina entre Boca…

Boca, una máquina

El Footbonaut es la innovadora máquina que quiere Boca. Daniel Angelici reveló que está evaluando comprar un sofisticado aparato de entrenamiento, del que sólo hay tres en el mundo. Conocelo.

Luego de más de 20 días por Europa, Daniel Angelici regresó al país en la previa de la final de la Supercopa Argentina entre Boca y Rosario Central. Además de negociar algunas ventas y posibles incorporaciones, el presidente reveló que está evaluando la compra de una innovadora máquina de entrenamiento.

¿De qué se trata? El aparato se llama Footbonaut, actualmente sólo hay tres en el mundo. “Tuve una reunión interesante, fui a ver unas máquinas para traer a la Argentina para instalar en Ezeiza que cuestan 1.200.000 euros. Es un cuadrado de luces con un aparato que va tirando pelotas, para que ellos puedan recibirlas y embocarlas en unos cuadrados con luces que se van prendiendo. Es una máquina que mejora el posicionamiento y el control. En Europa se está usando y a mí me gustaría que Boca sea el primero en tenerla en Sudamérica”, contó Angelici en diálogo con el programa De Una Otro Buen Momento de Radio La Red.

Además, el Tano reveló que quienes buscan llevar a Boca a Vietnam para la próxima pretemporada , podrían financiar la compra del aparato: “A partir de eso salió la posibilidad de ir a Vietnam, en la que a Boca le pagarían los viáticos y 1.000.000 de euros por ir a hacer una semana de entrenamiento. También nos financiarían la maquinaria que yo salí a buscar”.

Footbonaut fue creada por el arquitecto Christian Güttler en Berlín. Según su creador, es una jaula robótica de aproximadamente 14 metros que dispara pelotas a un jugador posicionado en un círculo central que está equidistante de los cuatro costados. En el césped artificial, el futbolista debe controlar el balón, que puede ser lanzado hasta a unos 100 kilómetros por hora, y embocarlo a uno de los 72 paneles luminosos que encienden sus luces. Las velocidades y otras variantes son reguladas por una aplicación para teléfono móvil desde otra sala.

Actualmente, el Borussia Dortmund y el Hoffenheim de Alemania son los únicos clubes en el mundo que disponen de Footbonaut. La tercera y última máquina la tiene la selección de Qatar, que la usa como preparación para el Mundial 2022 en el que será anfitrión. ¿Llegará a La Boca?