Romina Pereiro: “Cuándo Jorge me pidió mi teléfono le dije que no, que lo consiga solo”

28 de abril de 2019  • 01:31 El casamiento de Jorge Rial y Romina Pereiro fue uno de los temas más comentados de la semana, por eso, era inevitable que en PH: Podemos Hablar le preguntaran sobre la pareja. Al comienzo del programa, Andy Kusnetzoff quiso saber cómo se habían conocido la nutricionista y el…

Romina Pereiro: “Cuándo Jorge me pidió mi teléfono le dije que no, que lo consiga solo”

28 de abril de 2019  • 01:31

El casamiento de

Jorge Rial

y

Romina Pereiro

fue uno de los temas más comentados de la semana, por eso, era inevitable que en
PH: Podemos Hablar le preguntaran sobre la pareja. Al comienzo del programa, Andy Kusnetzoff quiso saber cómo se habían conocido la nutricionista y el periodista, y ella no tuvo reparos a la hora de contar.

“Yo estaba pasando un mal momento, me había separado con dos nenas muy chiquitas, y escribí un tweet diciendo algo así como ‘quién entiende a la mente masculina’ para ver qué contestaba la gente”, dijo Romina. “Jorge me escribió por privado diciendo ‘si querés te cuento’. En ese momento le digo a una amiga con la que estaba chateando ‘me está escribiendo Rial, qué hago’. Ella me dijo que le contestara así que le respondí ‘bueno, decime lo que a vos te parece’. No fue un chat de levante sino normal, divertido”.

En ese primer cruce de palabras, ya algo comenzaba a latir. “Cuando terminamos de hablar me pidió el celular y yo le dije ‘ni loca, conseguilo’. Yo sabía que lo iba a conseguir pero me daba cosa dárselo”. Como era de esperar, no pasaron muchas horas hasta que recibió un mensaje de su actual marido. “Seguimos hablando un par de días, contándonos cosas, conociéndonos”.

La primera cita de la pareja fue por la mañana. Los dos acordaron para juntarse a desayunar cerca de un gimnasio. “Ahí hubo un flechazo, me gustó. Ya cuando llegué me dijo ‘hola’ y viste cuando pegás onda al instante”, confesó.


Sin embargo no todo fue fácil al principio, la exposición mediática de Jorge y el mundo del chisme no era algo con lo que ella estuviese acostumbrada a lidiar. “Para mí no era natural, trabajé en los medios pero siempre con un perfil muy bajo. Cuando empecé a estar de novia con él me esperaba que hubiese repercusión pero no tanto”.

Sin mucho interés en el mundo del espectáculo y siendo poco cholula, Romina optó por conocer a Jorge como hombre y no como personalidad. “Preferí conocerlo a él, a la persona, no tanto al personaje y me encantó. Es sensible, familiar… después con el tiempo empecé a preguntarle cosas que no terminaba de entender”.

“Hay que ser valientes para casarse por segunda vez, nos costó mucho llegar a ese momento. Para él no fue fácil volver a creer en el amor, y tampoco para mí estar al lado de él. Tiene gente que lo quiere y gente que no, para mí es un mundo nuevo y tuve que aprender”.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios