Lourdes Sánchez confesó que Castro sería su “permitido” y Sabrina Rojas salió al cruce

Invitada a Los Ángeles de la Mañana, Sabrina Rojas se entregó a una charla relajada con Ángel de Brito y sus panelistas, en la que habló de todo. Al referirse al status de “sexy symbol” de su marido, Luciano Castro, Sabrina señaló a Lourdes Sánchez y dijo con humor: “Hablando de sexy symbol, acá está prendida fuego”, haciendo referencia a las declaraciones de…

Lourdes Sánchez confesó que Castro sería su “permitido” y Sabrina Rojas salió al cruce

Invitada a Los Ángeles de la Mañana, Sabrina Rojas se entregó a una charla relajada con Ángel de Brito y sus panelistas, en la que habló de todo. Al referirse al status de “sexy symbol” de su marido, Luciano Castro, Sabrina señaló a Lourdes Sánchez y dijo con humor: “Hablando de sexy symbol, acá está prendida fuego”, haciendo referencia a las declaraciones de la bailarina sobre que el galán sería su “permitido”.

“Me sacaron de contexto, te lo juro Sabri”, dijo riéndose Lourdes y abrió paso a un picante ida y vuelta con Sabrina, consignó Ciudad.

Primero, Rojas eligió el humor y le dijo: “El Chato (Prada, marido de Sánchez) lo ha llamado varias veces para producir una obra, imaginate si pasamos las Fiestas juntos y te voy a tener que estar midiendo. ¿Cómo es? Mi hija es fanática tuya, imaginate que escucha que Lourdes le tiene ganas al padre. Le mataste el sueño a la nena. Hagamos un poliamor con el Chato. El Chato tiene lo suyo, aparte a lo mejor consigo trabajo”.

Mientras todos reían y la bailarina reiteró que la habían sacado de contexto con su declaración, Sabrina lanzó una frase que tornó tenso el momento: “Si yo le tuviese ganas al Chato se lo contaría a una amiga, no sé si públicamente, por respeto a vos, pero bueno…”.

Acto seguido, De Brito le preguntó a la actriz si ella tenía algún “permitido”, Rojas respondió: “No, en lo que es cabotaje no, de afuera. De cabotaje se lo cuento a mi amiga porque después él termina trabajando con esas personas y es horrible”. Un tanto incómoda, Lourdes acotó: “Son chistes…”.