Racing festejó en Avellaneda, pese a empatar con Defensa y Justicia

Finalizado el partido, llegó la hora del festejo oficial. Si bien el título se logró hace una semana en el empate ante Tigre, luego de Defensa y con el final de la Superliga, Racing celebró su título de campeón. Con vuelta olímpica ante su gente. Con la emoción que implica quedar en la historia del…

Racing festejó en Avellaneda, pese a empatar con Defensa y Justicia

Finalizado el partido, llegó la hora del festejo oficial. Si bien el título se logró hace una semana en el empate ante Tigre, luego de Defensa y con el final de la Superliga, Racing celebró su título de campeón. Con vuelta olímpica ante su gente. Con la emoción que implica quedar en la historia del club, la estrella N°18. Con la satisfacción del deber cumplido. Y con la alegría de poder festejar ante su gente, que desbordó el Cilindro para ver a Racing dar su segunda vuelta olímpica en cinco años, publicó Olé.

La fiesta dejó sus perlitas. Los jugadores levantaron la Copa de la Superliga todos con la camiseta con el 18 en la espalda (la cantidad de títulos locales entre amateurismo y profesionalismo). Antes de eso, hicieron lo que nunca en este campeonato: se colgaron del travesaño para festejar de cara a la tribuna. Mientras, Lisandro López declaraba por TV que les agradecía la banca a sus compañeros porque “soy bastante insoportable”.

Tras la coronación oficial y la entrega de la Copa y la respectiva medalla, los jugadores bañaron con champagne a Marcelo Benedetto, el periodista de la TV que estaba en el escenario haciendo notas. A un lado, a Marcelo Díaz le preguntaban que definiera a cada jugador y fue gracioso a quién nombró cuando le mencionaron al arquero Arias: “Benji Price”, en alusión al gran arquero de la famosa serie de dibujos animados Los Supercampeones.

Llegó la hora de la vuelta olímpica. De las fotos del cuerpo técnico -todos con la camiseta de Racing puesta- con la Copa. De los abrazos interminables. De la ovación de los hinchas. De Queen de fondo. Primero con We will rock you y luego con el famoso We are the champions con un video alusivo en la pantalla gigante mostrando todos los goles del equipo de Coudet campeón. Un colorido increíble con un Cilindro oscuro e iluminado por los celulares de la gente.

Luego fue la invitación a históricos que fueron campeones de Racing. Pizzuti, Rulli, Maschio y Cárdenas del 66/67, Rubén Paz y Gustavo Costas como representantes de la Supercopa 88, Claudio Ubeda por el 2001 y Diego Milito por ese título y el del 2014. Al subir al escenario el actual manager, la cancha explotó al grito de “oh oh oh oh oh, Milito hay uno solo”.

A Coudet, Diego Milito y Víctor Blanco le entregaron “el saco del campeón”. Ahí habló, le preguntaron por su futuro y luego de decir “el hincha de Racing es pasional, a mí me gusta la locura y los quilombos, perdonen por no haberlos hecho sufrir hasta la última fecha”, dio un adelanto de su decisión. “Vamos por más”, tiró. Todo un anticipo de su segura continuidad en la institución. Y ahí el Cilindro volvió a explotar con el “Veo, veo, qué ves, una cosa, qué es, que vamo’ a salir campeones otra vez de la mano de Coudet”.