Se dispararon los casos de violencia urbana en la ciudad de Córdoba

por Ariel Bogdanov FACTORES. El uso de estimulantes y drogas y la crispación social, son determinantes en el aumento de la violencia callejera. Foto: Cedoc Perfil Los hechos de violencia ciudadana no paran de crecer en Córdoba. Los datos se desprenden de un informe elaborado por el Observatorio del 107, el servicio de emergencias municipal.…

Se dispararon los casos de violencia urbana en la ciudad de Córdoba

por Ariel Bogdanov

FACTORES. El uso de estimulantes y drogas y la crispación social, son determinantes en el aumento de la violencia callejera. Foto: Cedoc Perfil

Los hechos de violencia ciudadana no paran de crecer en Córdoba. Los datos se desprenden de un informe elaborado por el Observatorio del 107, el servicio de emergencias municipal. Este indica que los sucesos violentos en la ciudad se incrementaron casi un 20% entre 2017 y 2018, y continuaron en franco aumento en el primer trimestre del 2019. El 107 divide sus acciones en tres tipologías: siniestros viales, emergencias en la vía pública (desmayos, golpes de calor, entre otros) y casos de violencia ciudadana. Este último punto, justamente, es el que más se incrementó en los últimos meses.

Fernando Zalazar, director del servicio explicó que por violencia ciudadana se encuadran a las peleas callejeras por discusiones de tránsito, las autoagresiones, los casos de violencia de género y los heridos de arma blanca y armas de fuego, entre otros. El especialista informó que uno de los puntos que más aumentó fue el de las autoagresiones. “Se vio un fuerte crecimiento y lo que nos preocupa es la baja en la edad de los afectados. En los últimos meses atendemos muchas autoagresiones en personas jóvenes, de muy baja edad, algo que antes no se veía tanto”, consideró. “Además se mantiene alto el índice de heridos como consecuencia de hechos de inseguridad callejera, tanto los heridos por armas de fuego, como por armas blancas. Se nota mucho la crispación de la gente, hay fuertes peleas de tránsito y enfrentamientos en las salidas de los boliches”, precisó Zalazar.

En la misma línea, Jorge Rumi, paramédico y uno de los integrantes del observatorio de la institución, especificó que los fines de semana son los días en que se registra más violencia ciudadana, principalmente en lo que concierne a peleas ocasionadas a la salida de los boliches nocturnos y también en trifulcas generadas en los torneos de fútbol barriales. “En los casos de los boliches, es clave la presencia de estimulantes como el alcohol y la droga, los cuales potencian estos sucesos. En segundo lugar está la intolerancia de los últimos tiempos. Son los factores que más hechos violentos desencadenan y que provocan que la noche y algunos torneos deportivos terminen muy mal”, sostuvo.

En números. En el 2017, en Córdoba se atendieron 1.179 hechos de violencia en la ciudad. En el 2018 la cifra creció y fueron 1.365 los casos en el que el 107 debió actuar. En tanto que en el primer trimestre del 2019 se llevan atendidos 377 casos, más de cuatro hechos diarios, lo cual marcaría una tendencia de crecimiento exponencial en los números para fin de año. El mes más agresivo en este primer trimestre ha sido enero con 136 sucesos que requirieron atención del servicio de emergencias municipal en la ciudad.

Recrudeció la violencia. Rumi se mostró sorprendido porque si bien el informe no lo especifica, ya que es una cuestión cualitativa, los hechos violentos recrudecieron en cuanto a la violencia y la metodología empleada en los mismos. En palabras del experto “los hechos delictivos son más violentos”. “En muchas solicitudes nos encontramos con que las lesiones son más graves respecto a las que veíamos no hace mucho tiempo atrás. Los heridos de arma blanca llegan a tener cuatro ó cinco heridas y no una sola. El tipo que le pegó con un objeto punzante a otro no lo hace ya con una piedra, sino con un caño. Hay más agresividad y crispación en los hechos de violencia ciudadana, algunos de los cuales muchas veces arrancan con una simple discusión”, graficó Rumi.

“Esta misma situación la notamos también en los hechos de inseguridad. En robo o arrebatos, se golpea a ancianos con dureza o se arrastra a una mujer embarazada por el piso. Creemos que antes había ciertos códigos que se respetaban incluso en las situaciones de inseguridad, los cuales ya no los vemos”, completó el paramédico.

Edad en baja. Otro de los datos que despliega el informe es que los hechos violentos principalmente son sufridos por personas jóvenes. El 60% de los casos atendidos por violencia ciudadana se dan en la franja etaria que comprende a personas de entre 16 y 35 años.


Lo más visto