La estrategia de Alberto Samid: apostaría a la prescripción de la causa

De esta manera, se evitaría la condena de 7 años de prisión y el pago de $23 millones El ex “Rey de la carne” Alberto Samid (71 años) enfrenta una posibilidad de una condena de 7 años de prisión por supuesta evasión impositiva y asociación ilícita que se ve agravada ahora por su decisión de no presentarse al…

La estrategia de Alberto Samid: apostaría a la prescripción de la causa

De esta manera, se evitaría la condena de 7 años de prisión y el pago de $23 millones

El ex “Rey de la carne” Alberto Samid (71 años) enfrenta una posibilidad de una condena de 7 años de prisión por supuesta evasión impositiva y asociación ilícita que se ve agravada ahora por su decisión de no presentarse al juicio oral y profugarse en Belice. Pero asumió ese riesgo porque apuesta a una estrategia de “prescripción de los delitos por los que está acusado en la causa“, según fuentes judiciales. La semana próxima, precisamente, las defensas y el fiscal del juicio Gabriel Pérez Barbera discutirán sobre si delitos cometidos entre 1993 y 1998 están prescriptos o no o si la prescripción (el tiempo en que el estado tiene derecho a enjuiciar a alguien) fue interrumpida por varios hechos. Para algunas de las defensas la prescripción sería en junio y por eso Samid especularía con volver después de esa fecha, según informó el sitio Clarín.

Si Samid no es capturado en las próximas semanas, el Tribunal Oral en lo Penal Económico (TOPE) 1, integrado por los jueces Diego García Berro, Ignacio Fornari y José Michillini, deberá decidir si emite sentencia solo para el resto de los acusados. En este caso hipotético, debería hacerse otro juicio para el día que Samid sea encontrado y extraditado a la Argentina.

Además del empresario, son juzgados su hermana Alicia y un sobrino Claudio Pielo, entre otros acusados de integrar una asociación ilícita que cometió maniobras delictivas para evadir el pago del Impuesto al Valor Agregado en la venta de carne en los frigoríficos. Los otros acusados son Francisco Burgos, María Susana Moreno, Lilian Lastoria, Luis Balanho, Zoraida Martín, Roberto Cañete y Teresa Fornasier.

Además, de una eventual condena está en juego el pago de multas y embargos ya que el Estado le reclama 23 millones de pesos evadidos entre 1993 y 1998 que no incluyen los intereses generados hasta la fecha lo que aumentaría la cifra significativamente.