Peña llamó a poner “el espíritu y el alma” ante las dificultades económicas

Marcos Peña advirtió que “frente a las dificultades hay que poner el cuerpo, pero sobre todo el espíritu y el alma con la convicción de que podemos estar mejor”, luego de que se conocieran los nuevos índices de pobreza que escalaron al 32%. El jefe de Gabinete estuvo en Corrientes con el gobernador Gustavo Valdés,…

Peña llamó a poner “el espíritu y el alma” ante las dificultades económicas

Marcos Peña advirtió que “frente a las dificultades hay que poner el cuerpo, pero sobre todo el espíritu y el alma con la convicción de que podemos estar mejor”, luego de que se conocieran los nuevos índices de pobreza que escalaron al 32%. El jefe de Gabinete estuvo en Corrientes con el gobernador Gustavo Valdés, quien no le cree al Indec y hará su propio índice de pobreza. El Gobierno salió en las últimas semanas a instalar el discurso del “esfuerzo” y el “sufrimiento” para encarar la campaña electoral en medio de una compleja situación económica a la que no le encuentra salida. La vicepresidenta Gabriela Michetti incluso aseguró que con “desesperación” y “desencanto” hay que votar al Gobierno. “Más que nunca, cuanto más dificultades nos encontremos, después de tantos años de buscar atajos que no nos lleva a ninguna parte y de haber hecho mal las cosas, tenemos que seguir juntos hacia adelante, convencidos de lo que podemos hacer cuando nos lo proponemos”, dijo Peña ayer en la capital correntina. Peña subrayó que, si los gobiernos municipal, provincial y nacional “tiramos todos en el mismo carro, con vocación, amor y gestión”, se logran los resultados que la gente espera del Estado. Más tarde, Peña envió la “Carta de Jefatura” con la que baja línea a los medios de lo que él y su equipo interpretan como la realidad y se refirió a los índices de pobreza. “Los ingresos son una dimensión fundamental en la pobreza, que no puede ser subestimado, pero el desarrollo humano, entendido como las posibilidades que tiene una persona para desarrollar con libertad su proyecto de vida, está compuesto también por otras (sic)”, dice la carta.