La vieja costumbre de la selección argentina que desarticuló Lionel Scaloni

21 de marzo de 2019  • 12:28 MADRID.- La primera lectura que dejó la lista que presentó Lionel Scaloni en agosto del año pasado apuntó directo al cimbronazo post-Mundial de Rusia: la mesa chica se quedó sin sillas. En la primera nómina del actual cuerpo técnico aparecieron nombres que no merecían el descrédito por el…

La vieja costumbre de la selección argentina que desarticuló Lionel Scaloni

21 de marzo de 2019  • 12:28

MADRID.- La primera lectura que dejó la lista que presentó

Lionel Scaloni

en agosto del año pasado apuntó directo al cimbronazo post-Mundial de Rusia:
la mesa chica se quedó sin sillas. En la primera nómina del actual cuerpo técnico aparecieron nombres que no merecían el descrédito por el derrumbe (Dybala, Tagliafico, Mercado, Armani, Lo Celso) e impactaban las ausencias de peso. Por eso, no sorprende la vieja costumbre de la selección argentina que desarticuló Scaloni en el último tiempo: los almuerzos y las cenas ya no son en mesas separadas, sino que ahora todos comparten una mesa larga. Mesaza de selección. Sin diferencias ni divisiones internas.


“Desde que llegó este cuerpo técnico todos esos detalles se vieron, se cambiaron. Hay muchas reglas para que el grupo esté en armonía, que crezca, que se lleve bien. Es importante esa unión afuera de la cancha para después tenerla adentro”, apuntó Lautaro Martínez, en una entrevisa que dio en los últimas días con ESPN. Allí confirmó lo que se había filtrado en fotos y algunos marcaban en redes sociales: con Scaloni se terminó la mesa chica.

“Cada uno habla con el que quiere y estamos todos juntos. No hay problema. Salen un montón de charlas dentro del almuerzo o la cena”, dijo Tagliafico, en TyC Sports, enumerando varias de las ventajas de la regala implantada por la nueva conducción. Además, habló sobre la relación con Messi: “No es difícil lograr que sea uno más del plantel Messi, pero a veces la imagen de Leo genera eso. Qué hace, dónde está, con quién habla. Pero es uno más”. “Hoy en día está todo el equipo en la misma mesa, nos sentamos todos juntos y cada uno habla con quien quiera. En ese sentido tratamos de acoplarlo, que seamos todos un gran grupo. Cualquiera puede hablar con Leo tranquilamente”, añadió.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.