Gabriela Sabatini habló del “tema psicológico” que le impidió ser la número 1

Gabriela Sabatini fue la mejor tenista argentina de la historia y su juego era considerado exquisito por los expertos. Ganó su primer título a los 15 años. Estuvo a dos puntos, en la final de Wimbledon 1991, de ser la número 1 del ranking. Pero nunca pudo pasar del puesto 3 y se retiró demasiado pronto, con…

Gabriela Sabatini habló del “tema psicológico” que le impidió ser la número 1

Gabriela Sabatini fue la mejor tenista argentina de la historia y su juego era considerado exquisito por los expertos. Ganó su primer título a los 15 años. Estuvo a dos puntos, en la final de Wimbledon 1991, de ser la número 1 del ranking. Pero nunca pudo pasar del puesto 3 y se retiró demasiado pronto, con apenas 26 años. 

Este año se cumplirán 23 años de aquella decisión y, a meses de ese aniversario que llegará el 24 de octubre, Sabatini reconoció: “Me faltó coraje, animarme a ser la número uno“.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

Estuve a un partido de serlo, con Steffi Graf en Wimbledon y con Mónica Seles en Roland Garros. Eso me comía la cabeza, me bloqueaba en la cancha. Había un tema psicológico que ojalá hubiera podido trabajar”, confesó.

El 24 de junio de 1991, en el All England, Sabatini estuvo a dos puntos de ser la número 1 del mundo. Dominaba la final en el tercer set frente a Graf 5-4 y 30-30 con su saque y sabía que el título le representaría el número 1 del ranking. Pero Graf ganó esos dos puntos dramáticos y se impuso por 6-4, 3-6 y 8-6.

Las confesiones de Sabatini se dieron en el marco de la primera entrevista del programa Ligas Mayores que conduce Magui Aicega en TNT Sports (jueves a las 18). “Madurar la decisión de dejar de jugar me tomó un tiempo. Empecé a trabajar con un psicólogo, y me decidí dos meses antes de hacer el anuncio. Estaba segurísima, por eso me tomé el tiempo necesario”, recordó.

“Cuando me organizaron la conferencia de prensa en el Madison Square Garden -siguió- fue uno de los momentos más difíciles que tuve que enfrentar. Yo quería decirle al público que no se trataba de la edad, sino que era mi tiempo, mi momento, y que era feliz tomando esa decisión”.

Desde aquel primer título en Tokio, en 1985, hasta el momento del retiro, en 1996, Sabatini ganó también la medalla plateada en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, el US Open en 1990, los Masters de 1988 y 1994 y otros 27 títulos.

De todos esos momentos, su único título de Grand Slam representó el momento “más lindo” de su vida. “Desde el primer día del torneo me iba a acostar cada noche pensando en que levantaba la copa. La final fue con Steffi (Graf) y el último punto fue dudoso. Ella decía que fue mala, hasta que el juez de silla la dio buena y allí fue la gloria; ése fue el momento más lindo que viví”, comentó.

Mirá también

Por último, se refirió a la situación actual del tenis femenino y a los avances que se produjeron en el circuito.  “La situación del tenis femenino mejoró muchísimo desde mi época, creció de forma gigantesca. En los Grand Slam hoy los premios son iguales entre hombres y mujeres. Esto habla de un avance y de una lucha importante”, resaltó.