COPA ARGENTINA: Gimnasia ganó en los penales y pasó de fase

En el estadio 15 de Abril, Gimnasia de La Plata y Defensores de Belgrano de Villa Ramallo se vieron las caras en un nuevo encuentro de Copa Argentina. Definieron desde los 12 pasos y la victoria se la llevó Gimnasia por 5 a 3, con el cierre de Gianluca Simeone, el hijo del entrenador de…

COPA ARGENTINA: Gimnasia ganó en los penales y pasó de fase

En el estadio 15 de Abril, Gimnasia de La Plata y Defensores de Belgrano de Villa Ramallo se vieron las caras en un nuevo encuentro de Copa Argentina. Definieron desde los 12 pasos y la victoria se la llevó Gimnasia por 5 a 3, con el cierre de Gianluca Simeone, el hijo del entrenador de Atlético Madrid Diego Simeone.

En la edición del 2017 se había enfrentado por Copa Argentina en cancha de Banfield en la misma instancia, por 32avos. de final. En aquella oportunidad, el conjunto que juega en el Federal A se quedó con un triunfo histórico, al ganar por 1 a 0 con un jugador menos y convirtiendo el gol a diez minutos del final.

Quien habló fue el entrenador de Gimnasia Darío Ortíz, y se refirió al encuentro: “En el segundo tiempo mejoramos porque movimos la pelota, tuvimos 20 minutos muy bueno que nos hubiesen dado seguridad. Intenté con Chávez y Vargas que van bien en el uno contra uno”, expresó y agregó: “Las situaciones claras fueron las nuestras, nos han hecho un solo gol en cinco partidos con un hombre menos 60 minutos”.

El ex mediocampista del Lobo en los 90′ hacía relación al partido ante Estudiantes, cuando Lorenzo Faravelli fue expulsado de manera injusta por el árbitro Delfino a los treinta minutos del primer tiempo, lo que puso en desventaja al conjunto tripero.

“Hoy pasaron los laterales, estamos tratando de encontrar juego y funcionamiento. De a poco lo vamos a lograr. Ellos no han tenido situaciones de riesgo”, sentenció con respecto a la victoria por penales de hoy: “Estamos tratando de conseguir orden táctico y vamos de a poco. Yo no me quejo del arbitraje, aquel partido nos privaron de jugar 11 contra 11 pero ya pasó. El único dominador fue Gimnasia, los laterales nuestro jugaron alto, los centrales jugaron mano a mano y lo hicieron bien. Tuvimos circulación e intensidad en los primeros veinte minutos del segundo tiempo, con paciencia”, concluyó.