El BCRA se encamina a sobrecumplir la nueva meta de base monetaria

A toda marcha, el Banco Central agudiza el apretón monetario que asfixia a la economía para intentar mantener a raya el dólar y la inflación. Ayer absorbió otros $2.300 millones y sostuvo la tasa de Leliq en 63,7%. En la primera quincena de marzo sobrecumplió 1,3% la nueva meta de base monetaria y, en los…

El BCRA se encamina a sobrecumplir la nueva meta de base monetaria

A toda marcha, el Banco Central agudiza el apretón monetario que asfixia a la economía para intentar mantener a raya el dólar y la inflación. Ayer absorbió otros $2.300 millones y sostuvo la tasa de Leliq en 63,7%. En la primera quincena de marzo sobrecumplió 1,3% la nueva meta de base monetaria y, en los hechos, se encamina a ajustar aún más que lo anunciado por Guido Sandleris el jueves pasado. Así, los analistas creen que el actual nivel de tasas llegó para quedarse y esperan mayores subas cuando se acelere la dolarización preelectoral.

La rueda de ayer tuvo fuertes altibajos. La divisa abrió en baja y llegó a ceder más de 40 centavos pero, antes del mediodía, la cotización se dio vuelta y recortó la caída, pese a ser un día favorable para las monedas de la región. El dólar oficial terminó estable en las pizarras del Banco Nación a $41 y el promedio de las bancos de la city quedó en $41,02, once centavos menos que el viernes. El mayorista cerró con un alza de 0,1% a $40,03.

PR Corredores de Cambio planteó que el viraje en la cotización coincidió con la leve baja de 0,03 puntos que convalidó el Central en la tasa promedio de las Leliq, que igual se mantuvo en el 63,7%. En cambio, ABC Mercado de Cambios desligó el comportamiento del tipo de cambio de esa variación.

Torniquete

El BCRA informó ayer que el promedio acumulado de la base monetaria en la primera quincena de marzo fue de $1.326.000 millones, es decir, 1,3% menor a la meta de $1.343.000 millones. Una meta, a su vez, 10% menor a la prevista en el programa aplicado en octubre, que fue ajustada a la baja por la entidad al hacer permanente el sobrecumplimiento de $40.000 millones de febrero y extender la emisión 0% hasta diciembre.

“La señal del BCRA es seguir sobrecumpliendo la meta de base monetaria para que la tasa de Leliq no baje rápido y se quede un tiempo en estos niveles. Y, así, las tasas pasivas, que remuneran los depósitos que compiten contra el dólar, sigan ajustando al alza frente al aumento de las expectativas de inflación”, planteó el director de Eco Go, Federico Furiase. Con el mismo objetivo, la entidad analiza ampliar el plazo de las letras para incentivar a los bancos a subir el rendimiento de los plazos fijos.

Ortodoxia mediante, todos los cañones apuntan a frenar al dólar durante la campaña, a costa de un ahogo a la producción con tasas por las nubes y pocos pesos en la calle.

El analista Christian Buteler sostuvo: “Sobrecumplen porque el plan no les está dando resultado: los precios siguen subiendo y el dólar sigue tensionado. Este nivel de tasa que tienen que pagar por la cantidad de pesos que quiere retirar y llegó para quedarse un buen tiempo. Si tenemos un evento externo o una fuga de depósitos, sería aún peor porque ya partimos de un nivel muy elevado”.

Las decisiones del BCRA y el anuncio de las subastas del Tesoro de u$s60 millones diarios desde abril calmaron los sacudones que sufrió la divisa en ruedas de bajo volumen. Sin embargo, los analistas desconfían en que ese monto sea suficiente cuando la dolarización preelectoral se acelere: “En los días presión cambiaria, el poder de fuego sigue siendo acotado”.