Suspenden explotación del Buenos Aires Arena

Tras la presentación de un amparo por la construcción del microestadio cubierto junto al Club Atlanta, en Villa Crespo, la Justicia porteña ordenó hacer lugar a la medida cautelar y, en consecuencia, suspender la explotación económica del futuro Buenos Aires Arena. La medida también se hace extensible a cualquier otra actividad cultural, deportiva y social…

Suspenden explotación del Buenos Aires Arena

Tras la presentación de un amparo por la construcción del microestadio cubierto junto al Club Atlanta, en Villa Crespo, la Justicia porteña ordenó hacer lugar a la medida cautelar y, en consecuencia, suspender la explotación económica del futuro Buenos Aires Arena.

La medida también se hace extensible a cualquier otra actividad cultural, deportiva y social que se pretenda llevar a cabo en dicho predio. Además, establece la prohibición de ser inaugurado hasta tanto se realice la evaluación completa del impacto ambiental, en los términos de los artículos 8 y 26 Ley 123. De todas maneras, los trabajos continuarán.

Esta sentencia, dictada por el juez Aurelio Luis Ammirato, se determinó en la causa “Fundación Ciudad c/ GCBA s/ Amparo-Ambiental”, que fue presentada por la Fundación Ciudad con el apoyo del espacio “Vecinos Autoconvocados de Villa Crespo contra el Megaestadio Arena”, en septiembre del año pasado y que cuenta con el patrocinio del Observatorio del Derecho a la Ciudad.

“El Gobierno no les exigió a los propietarios del futuro megaestadio un verdadero análisis del impacto ambiental. Además, categorizó al proyecto como centro deportivo barrial cuando la ley y el propio decreto reglamentario estableció que debía ser categorizado como estadio. Esta obra representa el paradigma del negocio con la tierra pública y de la mala planificación urbana”, aseguró Jonatan Baldiviezo, de la ONG.

La polémica en torno a la construcción del estadio tuvo su primer capítulo a mediados de febrero cuando Ammirato determinó también que la Agencia de Protección Ambiental porteña (APRA) presentara un nuevo documento en el que explique por qué categorizó el emprendimiento Buenos Aires Arena como “sin relevante efecto ambiental” al momento de entregar el certificado que permitiera que la obra avanzara.

Se trata del emprendimiento desarrollado por el grupo La Nación junto a AEG Worldwide en un predio lindero a la cancha de Atlanta. Según los vecinos, el estadio traerá aparejada una serie de inconvenientes que van desde el caos de circulación y estacionamiento, desvalorización de las propiedades y hasta el cambio de la fisonomía barrial.

Otra de las quejas se basa en que el nuevo proyecto es diferente al original, por su superficie (que pasó de 11 mil a 28 mil m2) y su capacidad, estimada en 12 mil espectadores. Por ceder el lugar, el club cobraría un canon de US$ 30 mil mensuales durante el tiempo que dure la obra. Mientras que cuando esté en funcionamiento, la suma se elevaría a US$ 50 mil.