Un empate con sabor a poco para Huracán

Era un partido bisagra para Huracán, con la necesidad y la urgencia por retomar la senda de la victoria. Un resultado que por ahora se le niega desde hace ocho partidos (seis por Superliga, dos por la Copa Libertadores) y que compromete aun más el ciclo del DT Antonio Mohamed, que había llegado con la…

Un empate con sabor a poco para Huracán

Era un partido bisagra para Huracán, con la necesidad y la urgencia por retomar la senda de la victoria. Un resultado que por ahora se le niega desde hace ocho partidos (seis por Superliga, dos por la Copa Libertadores) y que compromete aun más el ciclo del DT Antonio Mohamed, que había llegado con la referencia de sus tres exitosos pasos anteriores y como revulsivo tras la decisión de Gustavo Alfaro de dirigir a Boca. Sin embargo, en su segunda presentación en el máximo certamen continental igualó 0-0 con Emelec, en el estadio George Capwell de Guayaquil, y sigue en deuda.

En ese camino de reconstrucción, Huracán asumió el rol protagónico y desde el vamos mostró una intención bien distinta respecto a su floja tarea en el debut con derrota 1-0 ante Cruzeiro. Profundizó el juego y buscó capitalizar cada desatención defensiva del conjunto ecuatoriano.

Lucas Barrios cabecea la pelota ante la marca del zaguero argentino Leandro Vega. (foto AFP)

De un envío desde el corner de Carlos Auzqui, se elevó bien Federico Mancinelli anticipándose a una débil marca del zaguero Leandro Vega, ex River. El cabezazo del capitán quemero se fue apenitas por arriba del travesaño.

La presión alta de Huracán casi le da rédito en su segunda jugada de ataque. Otro error de Vega y se la punteó Auzqui, dejándolo desairado. El carrilero derecho anunció su remate y desaprovechó una chance inmejorable, al permitir el control del arquero Esteban Dreer.

Mirá también

Emelec, dirigido por el argentino Mariano Soso (fue DT de Gimnasia La Plata), también anda necesitado de un festejo. A su floja campaña en el torneo local, le agrega una racha de cuatro derrotas consecutivas de local y también tres derrotas en sus duelos con los equipos argentinos.

Pudo sorprender con una buena réplica, generada en una corrida de Joao Rojas (ex Talleres de Córdoba) pero Romario Caicedo no alcanzó a conectar la pelota.

Mirá también

Cada vez que Andrés Roa tomó contacto con el balón, Huracán buscó quebrar el circuito que el local generó a través de sus volantes. El colombiano tuvo una ocasión muy propicia: recibió el pase de Israel Damonte y sacó un derechazo que obligó a la respuesta en dos tiempos de Dreer.

Carlos Auzqui disputa el balón con Vega. (foto EFE)

Enseguida, una asistencia justa de Brayan Angulo para Joao Rojas. El mal control del delantero permitió la recuperación de Mancinelli, oportuno para cruzarse y abortar el remate.

Ya en el complemento, la suerte jugó del lado de Huracán. Un remate defectuoso de Joao Rojas lo encontró a Cuco Angulo en una posición ventajosa, pero reprimida luego como adelantada, y su disparo se fue por arriba.

Poco después, Carlos Auzqui probó apareado con un defensor y su envío se fue afuera. Al promediar la etapa, Roa se despegó de la marca y sacó un fortísimo derechazo, que tras rozar en la pierna de Jordan Jaime, rebotó en el palo izquierdo. En la jugada siguiente, Cristian Chimino se interpuso al remate de Angulo, para abortar una chance clarísima de gol.

No hubo caso. Poquito en la jornada lluviosa de Guayaquil. Se prestaron la pelota, compartieron errores y el marcador no pudo alterarse. En definitiva, el empate fue el justo castigo a la impericia de ambos equipos.

Tras el parate obligado por la doble jornada de los amistosos FIFA, Huracán jugará su tercer partido en la Copa Libertadores el próximo miércoles 3 de abril. Visitará en Venezuela a Deportivo Lara, que este viernes se mide ante Cruzeiro, el líder del grupo.

Un ataque de Huracán en el amistoso con Emelec en 1975. (foto diario El Universo, Ecuador)

Más allá de todo, este partido quedará como recuerdo por ser la primera vez que los vio enfrentarse en un torneo oficial. Anteriormente lo hicieron dos veces, también en Guayaquil, pero en sendos amistosos en 1959 y 1975.

Hace 60 años, Huracán fue invitado a disputar un cuadrangular junto a Barcelona de Ecuador y Peñarol para la inauguración del estadio Modelo Guayaquil. En el primer partido, jugado por la mañana del domingo 26 de julio, Huracán le ganó 3-0 a Emelec con un penal de Néstor Raúl Rossi, quien también ejerció como DT, más los goles de Juan Carlos Soria y Luis Suárez.

Mirá también

Chocaron otra vez el 14 de septiembre de 1975, como preliminar de la victoria de River 2-1 ante el local Barcelona. En esa ocasión, igualaron 0-0. Al equipo lo condujo el brasileño Delem y jugaron Miguel Brindisi, Osvaldo Ardiles, René Houseman, Jorge Carrascosa, Alberto Fanesi y Nelson Chabay, entre otros. A Emelec lo dirigía Alberto Spencer, el autor del primer gol en ese estadio, que en 2006 fue rebautizado con su nombre.