En la UIA dicen que no hay plan para recuperar a la industria

La Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina ( UIA) insistió en la crítica situación por la que atraviesan las fábricas nacionales, especialmente las pymes y las economías regionales. También criticó el efecto en las exportaciones que generó el doble efecto de quita de reintegros y aplicación de retenciones. El déficit externo y las tasas…

En la UIA dicen que no hay plan para recuperar a la industria

La Junta Directiva de la Unión Industrial Argentina ( UIA) insistió en la crítica situación por la que atraviesan las fábricas nacionales, especialmente las pymes y las economías regionales. También criticó el efecto en las exportaciones que generó el doble efecto de quita de reintegros y aplicación de retenciones. El déficit externo y las tasas de interés se agregaron a la agenda de penurias por la que atraviesan los empresarios. Pero el eje fue uno: “no hay luz al final del túnel”.

“Muy complicada la situación, sobre todo por la reinserción de tasas altas en la referencia del Banco Central. Todas las economías regionales y empresas del interior están muy golpeadas. Pero la necesidad es de ver una salida para el sector a través de un programa productivo que hoy no se ve”, afirmó a BAE Negocios el empresario salteño José Urtubey.

La reunión federal de la UIA repitió la escena catártica de los meses anteriores, confirmando las alarmas que se habían encendido desde los primeros desencantos con la gestión de Mauricio Macri, y que en la actualidad son realidad. “Los representantes sectoriales y regionales manifestaron su preocupación por el alto nivel de la capacidad ociosa y la evolución de la actividad industrial, en particular para la PyMEs y las economías regionales”, señaló ayer el comunicado de prensa que emitió la entidad.

El director del Centro de Estudios, Pablo Dragún, llevó un informe sobre la coyuntura. Allí se reflejó la crisis financiera que afecta a las fábricas a partir de las “elevadas tasas de interés”. Como parte del análisis de las dificultades macroeconómicas, se señalaron a “los problemas históricos de Argentina en materia de déficit externo, con el consecuente impacto sobre la producción y el empleo”. Sin embargo, todo apuntó a las consecuencias de “una economía abierta de mercado sin beneficio” para los productores locales.

“La presentación incluyó un análisis sobre la caída del nivel de actividad registrada por el Indec en enero (-10,8%) y el descenso de las exportaciones de manufacturas de origen industrial (-24,3%), que fueron afectadas por la baja de los reintegros y la suba de las retenciones”, destacó el comunicado.

Lo cierto es que los empresarios perdieron las esperanzas de revertir la situación durante todo 2019, a pesar de los pronósticos de mejoramiento para el segundo semestre. “Perdimos un año”, se lamentó otro dirigente de la UIA.