La supertasa ya no frena el dólar y el Gobierno espera un guiño del FMI

Atado de manos tras el acuerdo con el FMI, el Banco Central apeló a más “supertasa”, una de las dos herramientas que le quedan para tratar de domar al tipo de cambio cuando se encuentra dentro de la banda cambiaria (la otra son las intervenciones en el mercado de futuros) pero no logró poner freno…

La supertasa ya no frena el dólar y el Gobierno espera un guiño del FMI

Atado de manos tras el acuerdo con el FMI, el Banco Central apeló a más “supertasa”, una de las dos herramientas que le quedan para tratar de domar al tipo de cambio cuando se encuentra dentro de la banda cambiaria (la otra son las intervenciones en el mercado de futuros) pero no logró poner freno a la suba del dólar.

La entidad que conduce Guido Sandleris llevó la tasa de referencia ayer al 62,119% y aún así la cotización de la divisa estadounidense ganó poco más de 20 centavos. Al igual que el último viernes, volvió a desdoblar las licitaciones de Leliq para tratar de “mejorar la señal de política monetaria y calibrar con más precisión la liquidez del sistema”, aunque esta vez no logró el resultado deseado.

El dólar cerró ayer a un promedio de $42,52 en las pizarras de los bancos y a $41,53 en la plaza mayorista, en ambos casos, 23 centavos por encima de la jornada previa. En el mercado aseguran que la tasa va perdiendo efectividad, en un contexto en el que los dólares del agro aún no aparecen y a la espera de que el Fondo destrabe un nuevo desembolso del crédito stand by, por u$s10.700 millones, y dé el “ok” para que el Tesoro pueda volcar parte de esas divisas en el mercado cambiario a través de subastas.

La tasa de referencia llegó al 62,119%, pero la divisa estadounidense subió 23 centavos

“De entrada uno sabía que con el acuerdo del FMI, que no te dejaba vender dólares si la cotización no supera la zona de no intervención, estás un poco atado de manos. La suba de tasas, absorber pesos, son herramientas válidas pero si son las únicas y las tenés que aplicar constantemente van perdiendo su efectividad, salvo que estés dispuesto a llevarlo al punto tal de que seques del todo la plaza, pero ahí no sólo le va a pegar al dólar sino que también le va a pegar muy fuerte a la actividad, que ya viene golpeada”, señaló el analista financiero Christian Buteler.

Mañana el ministro de Economía, Nicolás Dujovne, se reunirá con la directora gerenta del FMI, Christine Lagarde, en Washington. Intentará que el organismo lo habilite a vender parte de los dólares que le entregará al Tesoro una vez que su Directorio otorgue el visto bueno a la revisión de las cuentas públicas del país que realizó la misión técnica comandada por Roberto Cardarelli en febrero. También se especula con un posible pedido de mayor “discrecionalidad” para poder contener movimientos abruptos del tipo de cambio, como los que sucedieron en los últimos días. Cabe recordar que el jueves de la semana pasada, con tan sólo u$s7 millones sobre el final de la rueda, compradores subieron el valor del dólar un peso.

Con la suba de ayer, la tasa de Leliq volvió a niveles de mediados de noviembre de 2018 y suma 18,61 puntos porcentuales respecto al piso de 43,937% alcanzado el 14 de febrero pasado. En la licitación de letras de liquidez de ayer el BCRA adjudicó $200.000 millones, el total de vencimientos de la jornada, y expandió $2.355 millones.