En jaque: los organizadores reconocen que los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 están en manos del coronavirus

Los organizadores de Tokio 2020 mostraron preocupación por el avance del coronavirus, que se expande a menos de seis meses de los Juegos Crédito: dpa 25 de febrero de 2020  • 15:42 Dick Pound, miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), habló acerca del conflicto del coronavirus y explicó que se estima que se tomarán un…

En jaque: los organizadores reconocen que los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 están en manos del coronavirus

Los organizadores de Tokio 2020 mostraron preocupación por el avance del coronavirus, que se expande a menos de seis meses de los Juegos Crédito: dpa
25 de febrero de 2020  • 15:42

Dick Pound, miembro del
Comité Olímpico Internacional (COI), habló acerca del conflicto del coronavirus y explicó que se estima que se tomarán un plazo de tres meses para decidir el futuro de los
Juegos Olímpicos de Tokio 2020, previstos del 24 de julio al 9 de agosto. Esta situación se planteó a partir del avance de la enfermedad y en especial por los nuevos casos registrados en Europa. El dirigente olímpico lo expresó en una entrevista con la agencia Associated Press (AP) y si bien trató de transmitir calma, reconoció que es real el riesgo de la cancelación de los Juegos.

Pound aceptó que les genera incertidumbre esta propagación del virus, pero que el COI dependerá de las consultas con la Organización Mundial de la Salud (OMS) antes de tomar cualquier decisión. “Es una decisión muy, muy importante y no puedes tomarla hasta que tengas datos fiables en los que basarla”, dijo Pound, que además explicó: “No se pospone algo del tamaño y de la envergadura de los Juegos. Hay tantas partes implicadas, tantos países y diferentes temporadas competitivas y la televisión… No puedes decir simplemente: ‘Lo haremos en octubre”, reconoció. Incluso, si se llega al punto de no seguir adelante por la expansión del coronavirus, Pound reconoció que “probablemente hubiese una cancelación”.


Así se intenta controlar el virus: en la imagen, le toman la temperatura a un ciudadano iraní Fuente: Reuters

En la charla con AP el dirigente explicó que no barajan trasladarlos a otro país: “Mover el lugar es difícil porque hay pocos lugares en el mundo que puedan tener instalaciones preparadas para un evento así en tan poco tiempo”, dijo Pound. Y agregó: “Esta es una nueva guerra y hay que lucharla. Alrededor de fines de mayo, diría que tendremos que preguntarnos: ‘¿Esto está bajo suficiente control para viajar con confianza a Tokio o no?'”.

La mirada del COI está concentrada en cómo se está multiplicando el virus y Pound fue claro en su mensaje: “Tenemos como dos meses para tomar la decisión. Faltan muchas cosas en cuanto a seguridad, suministros de comida, la Villa Olímpica, los hoteles. El personal de los medios debe estar ahí para armar los estudios de televisión. Y si se llega a un punto que no es posible, no descarto la idea de considerar una cancelación”.

Este martes, China reportó 508 nuevos casos y otros 71 fallecimientos, 68 en la ciudad central de Wuhan, donde la epidemia fue detectada por primera vez en diciembre. Las actualizaciones dejan los totales en China continental en 77.658 casos y 2.663 fallecimientos. Corea del Sur es el segundo país que ha registrado más casos con 977, incluyendo 10 decesos. También se han detectado focos en Medio Oriente y Europa. Esto podría señalar una nueva fase en la propagación del virus.


Las afueras del nuevo estadio Olímpico, el principal escenario de los Juegos de Tokio Fuente: AFP

A Pound le consultaron acerca de posponer por un año los Juegos, celebración por la que Japón lleva gastados unos 12.600 millones de dólares para la organización, a lo que el dirigente dijo: “Tienes que preguntarte si puedes mantener la burbuja un año más. Luego, por supuesto, tienes que encajar todo esto en todo el calendario deportivo internacional”.

En la charla con AP, Pound recordó que los Juegos Olímpicos, en su era moderna desde 1896, sólo han sido cancelados por guerras. También afrontaron boicots en Montreal 1976, en Moscú 1980 y Los Ángeles 1984.

“Mover la sede es difícil porque son pocos los lugares en el mundo que podrán tener las instalaciones disponibles con tan poco tiempo de preparación”, explicó Pound. Sin embargo, en los últimos días se conoció que Shaun Bailey, candidato a la alcaldía de Londres, sugirió a la capital británica como una alternativa. La gobernadora de Tokio tildó de inapropiada esa idea, por usar el virus con fines electorales. Pound ante este escenario explicó que el mundo no estaría de acuerdo en dispersar las competencias por diversas partes.

En el cierre de la entrevista Pound reconoció que el futuro de los Juegos de Tokio no está en las manos del COI sino que depende del virus y de su evolución. La fecha elegida por el Comité Olímpico Internacional está vinculada a la llegada del verano en Europa y Asia, ya que se cree que el virus podría remitir con el calor. Sin embargo, algunos aseguran que si se multiplican los casos se corre un serio riesgo de no poder controlar el virus, lo que definitivamente podría terminar con la cita olímpica de 2020.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *