Emotiva reunión de Alberto Fernández con organismos de derechos humanos en la Casa Rosada

El Presidente se emocionó hasta las lágrimas al recibir a los representantes de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, HIJOS Capital, el CELS, la APDH y otras agrupaciones. Después de cuatro años de confrontación y desprecio por parte de Cambiemos, los organismos de derechos humanos volvieron a ser valorados y recibidos con los brazos…

Emotiva reunión de Alberto Fernández con organismos de derechos humanos en la Casa Rosada

El Presidente se emocionó hasta las lágrimas al recibir a los representantes de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, HIJOS Capital, el CELS, la APDH y otras agrupaciones.

Después de cuatro años de confrontación y desprecio por parte de Cambiemos, los organismos de derechos humanos volvieron a ser valorados y recibidos con los brazos abiertos por el Estado Nacional. El presidente Alberto Fernández se emocionó hasta las lágrimas durante el encuentro con representantes de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, Hijos, el CELS, la APDH, entre otros. “Es una emoción muy grande, gracias por devolvernos la alegría. En 2003 junto a Néstor y Cristina nos abrieron las puertas, te apoyamos y nos vamos a ver muy seguido: tenemos que estar más unidos que nunca”, señalaron los organismos al retirarse de la Casa Rosada.

Sentados a la larga mesa del Salón Eva Perón, el Presidente; la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, y el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, mantuvieron el primer encuentro con los principales organismos. La reunión, a un mes de la asunción del Frente de Todos, contrasta abiertamente con el inicio de la gestión de Mauricio Macri, quien tardó cuatro meses en recibirlos y lo hizo obligado por los pedidos de presidentes extranjeros que visitaban el país y querían una reunión con ellos.

Fuentes que participaron del encuentro revelaron a El Destape que el temario incluyó cuestiones específicas como las políticas de Memoria, Verdad y Justicia; la necesidad de celeridad en los juicios por crímenes de lesa humanidad, así como la situación de los presos políticos, a los que Fernández calificó como «detenciones arbitrarias».

Este punto fue largamente desarrollado en la visita, que duró aproximadamente una hora y media. En especial la situación de Milagro Sala, Luis D’Elía y Amado Boudou, entre otros. El Presidente les explicó que se trata de una competencia del Poder Judicial y que en ese sentido estaban trabajando para enviar la reforma de la justicia federal al Congreso. La fecha estimada es a fines de enero, para lo cual tendrán que ampliar el temario de las sesiones extraordinarias.

Según difundieron oficialmente desde Presidencia, Alberto Fernández les transmitió su “compromiso inquebrantable” con la causa que defienden. “Estoy muy convencido de lo que hay que hacer y sé muy bien donde no queremos volver”, subrayó ante la mirada de Estela de Carlotto, Taty Almeida, Lita Boitano y Carlos Pisoni, entre otros.

El momento más emocionante fue cuando tomó la palabra Haydee Gastelú, titular de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, quien repasó el enorme recorrido que las madres hicieron para llegar hasta ser recibidas hoy en la Casa de Gobierno.

En un tramo de la charla, Fernández respondió: “No tienen por qué agradecer porque ustedes prestigian a esta casa y a la Argentina, siempre voy a recibirlos”. “Ustedes tienen un lugar ganado en la historia porque tuvieron el coraje de levantarse y contarle al mundo lo que estaba pasando en nuestro país y convertir ese dolor en fuerza para que los responsables sean juzgados”, expresó el Presidente.

Además de Estela, Taty, Lita y Pisoni, asistieron también representantes de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH); el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos; la Liga Argentina por los Derechos Humanos; H.I.J.O.S. Capital; el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS); Familiares y Amigos de Santa Cruz; la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza; la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Zona Norte y la Asociación Buena Memoria.

Todos manifestaron su respaldo a la nueva gestión en Seguridad, encabezada por Sabina Fréderic, en abierto contraste con su antecesora, Patricia Bullrich. También manifestaron la necesidad de realizar un esclarecimiento de los casos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel.

La situación del Poder Judicial se desarrolló «fuertemente», empezando por la designación de dos ministros de la Corte por decreto, Horacio Rosatti y Carlos Rozenkrantz, éste último autor del repudiado fallo que buscó aplicar a los represores el beneficio del 2×1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *