Gallardo no lo dice pero no lo niega: su continuidad depende de lo que tenga como plantel en 2020

Marcelo Gallardo no revela si cumplirá el contrato que tiene con River hasta 2021; Rodolfo DOnofrio ya se molesta por las preguntas relativas al tema. 6 de diciembre de 2019  • 22:49 Iban 20 minutos de la habitual charla entre Marcelo Gallardo y los medios, en la antesala del clásico de mañana contra San Lorenzo.…

Gallardo no lo dice pero no lo niega: su continuidad depende de lo que tenga como plantel en 2020

Marcelo Gallardo no revela si cumplirá el contrato que tiene con River hasta 2021; Rodolfo DOnofrio ya se molesta por las preguntas relativas al tema.
6 de diciembre de 2019  • 22:49

Iban 20 minutos de la habitual charla entre Marcelo Gallardo y los medios, en la antesala del clásico de mañana contra San Lorenzo. Ya habían transcurrido algunas preguntas acerca de su continuidad, la obsesión del mundo River por estas horas, más allá de intentar alcanzar la cúspide doméstica y la final de la Copa Argentina. Mientras un cronista le intentaba consultar si su futuro dependía exclusivamente de las transferencias, el entrenador millonario se golpeaba la frente contra el micrófono. Una, dos veces.

-No voy a contestarte esa pregunta. Haceme otra.

El periodista, entonces, se inclinó por una consulta económica. “Uyyyy”, expresó el Muñeco, en medio de la tensión menguada y una explosión de risas. Era, en realidad, un interrogante financiero por los supuestos refuerzos. “No nos adelantemos a las cosas”, pidió.

El Muñeco es el entrenador más exitoso de la historia millonaria. El deseo, en la intimidad, de todos los actores, es que permanezca hasta fines de 2021, cuando vencerá su contrato. Pero el DT, más allá de que suele hacer un repaso todos los fines de año, sabe que la economía del club ofrece ciertas flaquezas. Se irá Exequiel Palacios, pero no será el único. Y, además, el desgaste mental de algunos intérpretes también está sobre la mesa. La mayúscula exigencia de Gallardo es atrapante, pero a veces deja secuelas físicas, anímicas.

Horas antes, Rodolfo D’Onofrio, el presidente, había sorprendido: “Gallardo va a estar hasta 2021. No sé por qué permanentemente están preguntando cuándo se va, lo que deben tener clarito es que Gallardo tiene contrato hasta 2021, así que no pregunten más”. Hubo más preguntas, el DT se enojó y advirtió: “Hablé con Rodolfo y él sabe lo que pienso. Se siente atacado por ustedes y por ahí tiene que contestar; nosotros no tenemos ningún problema, él sabe lo mismo que saben ustedes”.

Hablé con Rodolfo; él sabe lo que pienso, a veces se siente atacado y tiene que contestar. Pero no tenemos ningún problema y él sabe lo mismo que lo que les dije a ustedes

Marcelo Gallardo

El “ustedes” se refiere, lógicamente, a los periodistas. Desde su espacio, puede controlar todo, menos las mentes de los jugadores. Hasta allí llega su pulso. “El deseo es que ellos crezcan, que se desarrollen en otras ligas. Deportivamente y económicamente. Yo les digo que revisen toda la película, que no vean solo la foto. Hay muchos futbolistas que están en buen nivel y son requeridos, después están los lugares. Lo mismo que dije el año pasado [¿por el caso Pity Martínez a Atlanta United?]: si viene Real Madrid a buscar a Palacios, no le voy a decir que no se vaya. Sería una incoherencia mía si le digo eso. Ahora, si viene otro equipo de menor jerarquía y más poder económico que nosotros y en una liga menor, yo le diría a Palacios que no se fuera, porque es de selección. Esa es mi advertencia, por la confianza y la empatía que tenemos. Que sean ellos los que toman la decisión, no el entorno”, afirma. El volante irá a Bayer Leverkusen, de Alemania. Un equipo europeo, pero que no está en la elite.

Lucas Martínez Quarta y Nacho Fernández son dos joyas que pueden emigrar. Hay otras. Por lo uno o por lo otro. Habrá que ver qué pieza de ajedrez moverá River en consecuencia. Si en el mercado local hay apellidos potenciales con clase para el paladar del DT.


“Desde mi gestión no pedí jugadores. Si quieren tirar nombres, sigan tirando por tirar, sigan tirando al aire”, desafió a los periodistas el entrenador millonario.

Si alguien me decía que se iba a lograr todo esto en cinco años y medio y de la forma en que se logró… Uno imaginaba lo mejor, pero no que iba a darse un hecho histórico como el 9 de diciembre.

Marcelo Gallardo

Es, tal vez, lo único que se le escapa de su cabeza de tiempo completo en el vertiginoso crecimiento de River en los últimos cinco años y medio. Se lleva de maravillas con los dirigentes y los jugadores, pero no sabe qué jerarquía tendrá el plantel en 2020. Y de esa historia depende, en parte, su decisión final, más allá del sentimiento. Por eso, tal vez, se sale de su eje cuando las preguntas vuelan en esa dirección.

Y viajan por los aires que no quiere conquistar. Por eso, dice: “Si tuviera la certeza de que algún jugador me comunica que quiere salir, ahí informaré. Después veremos qué tenemos que buscar porque se nos va tal. No creo que pase esta semana, por eso pido paciencia. Mantengamos la cordura. Desde mi gestión no pedí jugadores. Si quieren tirar nombres, sigan tirando por tirar, sigan tirando al aire”.

Acá estamos, con la intención de ir por más, de seguir en la búsqueda, de competir, de que la gente confíe

Marcelo Gallardo

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *