Así fue el día en que Juan Román Riquelme se despidió del fútbol

Este domingo se realizarán las elecciones presidenciales en Boca y en la lista Identidad Xeneize, encabezada por Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini, Juan Román Riquelme se postula para vicepresidente segundo en el club que lo vio alcanzar la gloria máxima. El destino quiso que un día antes de esta chance de ser dirigente, se…

Así fue el día en que Juan Román Riquelme se despidió del fútbol

Este domingo se realizarán las elecciones presidenciales en Boca y en la lista Identidad Xeneize, encabezada por Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini, Juan Román Riquelme se postula para vicepresidente segundo en el club que lo vio alcanzar la gloria máxima. El destino quiso que un día antes de esta chance de ser dirigente, se cumplan 5 años del último partido oficial del ex jugador. Que no fue en Boca sino en Argentinos​, equipo que lo vio nacer futbolísticamente.

Douglas Haig de Pergamino era el rival en el estadio Diego Armando Maradona, aquel 7 de diciembre de 2014, en una tarde calurosa. El partido terminó 1-1 teniendo en cuenta otros resultados que se dieron en diferentes partidos de la Primera B Nacional, el Bicho consiguió el ascenso a Primera con Riquelme como figura estelar.

Mirá también

Una de las grandes leyendas del fútbol argentino colgó los botines luego de “devolverle” a Argentinos un poco de lo que le había brindado en su formación futbolística. Y así lo reconoció luego del cotejo: “He tenido la suerte de devolverle a Argentinos todo lo que me dio de chico. Creo que ahora estamos a mano”, sentenció.

Esa tarde, Román mostró una gran versión y se despidió a lo grande: entregó el 87.5% de sus pases de forma precisa (28 de 32), ejecutó 11 tiros libres y un corner, remató tres veces al arco y recibió dos infracciones.

Riquelme hizo todas las inferiores en Argentinos. (Foto: Archivo Clarín).

Riquelme salió reemplazado por Santiago Nagüel a 30 segundos del final y recibió una merecida ovación de la hinchada, que coreó su nombre mientras estaba cruzando la línea de cal por última vez como futbolista. La gente ya sabía que era la última vez que iban a ver al “10” con la camiseta del Bicho , que en esa semana había anunciado que si conseguían el ascenso, abandonaría el club.

Un mes y medio más tarde, anunciaría su retiro de forma oficial: “Arranco una nueva vida. Seguramente, lo que elija no me va a a dar las alegrías que me dio el fútbol. Soy una persona que quiere aprender y y si veo que estoy preparado, puede ser que me anime a ser presidente del club (Boca)”, sostuvo como una especie de anticipo.

Román en su último partido como futbolista profesional. (Foto: Lorena Lucca).

Y aclaró por qué no seguía en el equipo que lo formó: “En Argentina no puedo usar otra camiseta que no sea la de Boca en Primera División”.

Tan sólo jugó seis meses -pero qué 6 meses- en Argentinos, donde dejó un recuerdo imborrable para los fanáticos. En la B Nacional, disputó 15 partidos completos, menos frente a San Martín de San Juan, contra el que dejó la cancha a los 26 minutos del segundo tiempo, y el último, en el que salió para la ovación.

Mirá también

No estuvo presente contra Instituto, Gimnasia de Jujuy, Nueva Chicago, Aldosivi ni Colón. Y convirtió tres goles: dos a Boca Unidos –uno en cada rueda- y el restante, a Douglas Haig, en Pergamino.

Además, disputó 3 de 4 encuentros por la Copa Argentina (ausente vs. Gimnasia LP), donde marcó dos tanto: de tiro libre a Racing y de penal a Estudiantes de Caseros.

Román festejando un gol en el Diego Armando Maradona. (Foto: Lorena Lucca).

A lo largo de su carrera, deslumbró con su magia en 4 clubes: Boca, Barcelona, Villarreal y Argentinos, además de la Selección argentina. Sin embargo, está completamente identificado con el elenco xeneize.

Boca es sinónimo de Riquelme y viceversa: allí, disputó 14 temporadas en diferentes etapas, en las que convirtió 92 goles y entregó 153 asistencias. Y alcanzó la gloria 11 veces.

Mirá también

Ganó 5 torneos domésticos, 3 Copas Libertadores, 1 Copa Intercontinental -luego de una memorable final frente al Real Madrid-, 1 Recopa Sudamericana y 1 Copa Argentina.

Fue tan descollante su actuación la última vez que el club de la Ribera se proclamó campeón de América que le valió la nominación al Balón de Oro en 2007, donde quedó en el 14° escalón.

Riquelme en la final de la Copa Intercontinental frente al Real Madrid. (Foto: AP/Shizuo Kambayashi).

Su talento llamó la atención del Barcelona, que en 2002 compró su pase y le entregó la “10” que hoy utiliza Lionel Messi. En el equipo español, jugó, 42 encuentros, hizo 6 tantos, repartió 11 asistencias y no pudo alzarse con ningún título.

Román festejando un gol con Saviola. (Foto: AP/Paul White).

Un año más tarde, recaló en el Submarino Amarillo, donde se convirtió en ídolo y referente: permaneció allí cuatro temporadas, en las que jugó 144 partidos. En esa etapa metió 46 goles y dio 59 asistencias. Además, ganó la Copa Intertoto de la UEFA y guió al Villarreal a su primera semifinal de Champions League, en 2006.

El 10 festejando un gol en Villarreal. (Foto: Archivo Clarín).

En el Bicho se formó, pero no jugó en Primera hasta su último semestre como futbolista, Luego de conseguir el ascenso con Argentinos, en 2014 colgó los botines.

Román durante el Mundial de Alemania 2006. (Foto: Germán García Adrasti).

Tanto talento no podía quedarse sólo en los clubes. Vistió la camiseta de la Selección argentina en muchas competiciones: jugó dos Copas América, un Mundial, una Copa Confederaciones y los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 -con un combinado Sub 23 y tres mayores-,donde se colgó la medalla dorada. En los 57 encuentros que disputó con la Mayor, convirtió 17 goles y entregó la misma cantidad de asistencias.

A 5 años de su último partido, el público del fútbol, sobre todo el de Boca, extraña las tardes de magia de Riquelme dentro de las diferentes canchas. Los botines no se los va a volver a poner, pero en caso de que su lista gane las elecciones, los hinchas xeneizes podrán volver a disfrutarlo dentro del club. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *