El regreso triunfal de Sebastián Torrico: “Quiero dejar una buena imagen por el presente y no por el pasado”

“La que le tapé a Allione”. Sebastián Torrico no duda. Esa mano izquierda que salió de la nada para evitar el gol de Vélez y darle el campeonato local a San Lorenzo en 2013 sigue siendo su atajada preferida, más allá de que pasaron seis años y cientos de voladas más.”Seguro que habrá existido otra…

El regreso triunfal de Sebastián Torrico: “Quiero dejar una buena imagen por el presente y no por el pasado”

“La que le tapé a Allione”. Sebastián Torrico no duda. Esa mano izquierda que salió de la nada para evitar el gol de Vélez y darle el campeonato local a San Lorenzo en 2013 sigue siendo su atajada preferida, más allá de que pasaron seis años y cientos de voladas más.

“Seguro que habrá existido otra mejor técnicamente, pero esa me marcó mucho y la pongo en primer lugar”, dice mientras posa para Clarín con el mural que inmortalizó ese preciso instante a partir del cual se transformó en San Torrico.

Regresó a la titularidad a los 39 años (el 22 de febrero cumplirá 40) de la mano de Diego Monarriz, tras haber quedado relegado en los ciclos de Jorge Almirón y Juan Antonio Pizzi. Después de haber sido la gran figura en el triunfo por 2 a 0 del último domingo ante Patronato, los hinchas volvieron a ovacionarlo y comenzaron a replicar un viejo tuit de la cuenta oficial de San Lorenzo, en el que se anunciaba la llegada del arquero solamente a préstamo por dos meses. El fútbol tenía otros planes para él en el Ciclón.

-¿Qué te pasa cuando leés ese tuit y ves todo lo que pasó después?

-En ese momento había mucha incertidumbre. Cuando llegué, tenía muchas ganas y sabía que era un plazo corto. El objetivo era demostrar si me podía quedar. Jugué un par de partidos por la Copa Argentina y dos por el torneo local. En la última fecha de ese torneo, Bernie Romeo, el manager, me confirmó que me renovaban por un año más. Esos dos meses no sabía qué hacer: si quedarme en el hotel, si buscar departamento. Mi familia se vino conmigo y teníamos todas las ganas de quedarnos. Por suerte sucedió y acá estamos.

Torrico posa en el mural que recuerda su gran atajada que valió un campeonato, en 2013.
Foto: Luciano Thieberger.

-¿Imaginabas que ibas a volver a ser titular en San Lorenzo?

-Yo soy de pensar en que las oportunidades llegan. Cuando menos las esperás, se da. No hay nada mejor que entrenarte día a día para estar pleno y enfocado. Me venía tocando estar afuera y seguí igual. Siempre una posibilidad llega. Quizá jugás uno o dos partidos al año, pero uno quiere dejar una buena imagen por el presente y no por el pasado.

-¿Seguís entrenando en doble turno por tu cuenta?

-Sí. Lo hice siempre y nunca lo cambié. Desde los 18 años lo hago. Siempre fui medio loco por superarme y mejorar. Ya lo hacía en la liga mendocina. Lo hice en Godoy Cruz y en Argentinos. Cuando hacés algo que te gusta, no te molesta ni te cansa, se disfruta. Lo tomo como un hobby entrenar a la tarde. Me siento más contento estar entrenando que quedarme en mi casa sin hacer nada. Obvio que hago un tiempo para todo, pero si uno se organiza bien, lo hace. A veces es venir un rato y hacer algún juego o competencia con los chicos y con las pelotas. Sólo eso te hace moverte, distraerte y que te cambie el día.

Mirá también

-¿Con casi 40 años todavía tenés cosas que te gustaría mejorar y aprender?

-Siempre hay cosas, porque el fútbol va cambiando. Capaz que hace cinco o seis años no se veía tanto a un arquero jugar con los pies y hoy se le pide que participe con sus compañeros. Y tenés que estar a la altura. El juego con los pies es una de las cosas que más he agregado a los entrenamientos.

-¿Cómo te sentiste cuando ante Defensa y Justicia la gente cantó por vos mientras Navarro era el titular?

-Me sentí incómodo. Por un lado, es lindo el reconocimiento de la gente y siempre me lo ha brindado aún cuando no jugaba. Pero había un compañero atajando en ese momento y me puede pasar a mí eso alguna vez. Fue una situación que no me gustó para nada.

-¿Hablaste con Navarro?

-Tenemos una muy buena relación. Siempre hablamos. Convivimos de la mejor manera. Cuando a mí me tocó salir, fue un gran compañero. Ahora me toca a mí. En estos momentos, te das cuenta la calidad de persona. Con Nico nos apoyamos, sabemos que la decisión no es nuestra. A veces en el fútbol argentino no se disfruta mucho por la presión que existe, pero estamos en un lugar privilegiado y eso hay que disfrutarlo en el día a día.

“No me gustó la situación”, dijo Torrico sobre el momento en que los hinchas cantaron por él mientras atajaba Navarro. Foto: Luciano Thieberger.

-¿Te ponés a pensar hasta cuándo?

-Sinceramente, no lo he pensado. Cuando estuve lesionado sí se me vino a la cabeza y me preguntaba si era el momento. Pero con el tiempo me di cuenta de que ese año de la lesión me sirvió para cargar nafta y seguir. Ahora pienso que eso me llegó en el momento justo. Hoy todavía me siento competitivo y con ganas. Mientras me sienta a la par de mis compañeros y pueda hacer las pretemporadas y los trabajos sin dolores y mientras tenga las ganas y la mentalidad de seguir mejorando, voy a seguir jugando. No tengo una fecha límite. Pienso llegar bien hasta junio, que es cuando termina mi contrato, y si tengo las mismas ganas, ojalá que pueda seguir.

-Cuando llegue el después, ¿qué pensás hacer?

-Hice un par de cursos: el de director técnico y el de director deportivo. Me apasiona el fútbol y quiero seguir ligado al fútbol. Ojalá que sea en un club como San Lorenzo.

Torrico y su arquero preferido

No necesita tomarse mucho tiempo Sebastián Torrico para contestar cuál es su arquero predilecto de la actualidad y al que más mira.

“Me gusta mucho (Esteban) Andrada. Es muy completo y tiene un perfil de arquero que salva partidos. A nivel internacional, admiro mucho a Buffón, que a su edad sigue en nivel top. Los arqueros alemanes también me parecen espectaculares”, responde el mendocino.

-Nombraste a Andrada, ¿creés que debe atajar en la Selección por sobre Franco Armani?

-No hay que descartarlo a Armani. Es un arquero muy ganador. Está bueno que la Selección sienta que tiene arqueros de esa jerarquía. Hacía mucho que no se veía que los arqueros de la Argentina sean del fútbol local. Los dos están para atajar tranquilamente en la Selección.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *